Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Pedraz concluye el sumario del Alakrana sin averiguar si hubo pago de rescate

Dos agentes de seguridad privada a bordo del atunero vasco "Alakrana". EFE/Archivotelecinco.es
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha concluido el sumario contra los dos supuestos piratas detenidos por participar en el secuestro del atunero "Alakrana", sin que se haya podido averiguar si se pagó un rescate por la liberación de los 36 tripulantes del pesquero.
El magistrado, según han informado fuentes jurídicas, ha acordado enviar la causa a la sala de lo penal para su enjuiciamiento y confirmar el procesamiento de los dos piratas detenidos, "Abdu Willy" y "Raageggesey Adji Haman", a quienes imputa 36 delitos de detención ilegal (uno por cada uno de los marineros secuestrados) y uno de robo con violencia y uso de armas.
Las mismas fuentes han confirmado que el juez de la Audiencia Nacional no ha podido avanzar en la investigación sobre la trama jurídica financiera que supuestamente rodeó el secuestro, ya que no ha recibido la información que reclamó al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) sobre el posible pago de un rescate.
Pedraz, a instancias de la Fiscalía, solicitó al CNI que le facilitara toda la información de la que dispusiera sobre la identidad de "personas, empresas, grupos o bufetes nacionales o internacionales" que hubieran participado como intermediarios en el pago de un rescate para liberar el pesquero.
Al no recibir la información del CNI, y dado que el fiscal no ha solicitado que Pedraz se dirija al Gobierno para pedir la desclasificación de dicha información considerada secreta, el juez ha optado por concluir el sumario.
El "Alakrana", con base en Bermeo, fue secuestrado el 2 de octubre por piratas somalíes, con sus 36 tripulantes, 16 de ellos españoles, y fue liberado 47 días después tras un supuesto pago de rescate -negado siempre por el Gobierno-, y después del intento fallido de capturar a los piratas cuando abandonaron el barco.