Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedreira abre una pieza sobre las escuchas supuestamente ilícitas del 'Gürtel'

El magistrado Antonio Pedreira en una imagen de archivo. Foto EFE.telecinco.es
El instructor del 'caso Gürtel' en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, ha abierto un incidente de nulidad sobre las escuchas de las conversaciones mantenidas en prisión entre varios imputados y sus abogados -declaradas ilícitas por el TSJM- y que ha mantenido secretas.
Según un auto dictado por el magistrado, Pedreira ha dado traslado al fiscal para que, en el plazo de cinco días, realice un informe de la pertinencia de dicho incidente y la supresión de transcripciones de algunas de las conversaciones, cuyo secreto no se ha alzado hoy junto con el resto del sumario del "caso G³rtel".
Una vez que la Fiscalía emita su informe, se dará traslado a las demás partes personadas y se levantará parcialmente el secreto sobre las escuchas.
El juez justifica esta decisión para "evitar que se originen perjuicios a las personas que resulten afectadas" por el alzamiento del secreto.
La sala civil y penal del TSJM declaró ilícitas las escuchas de las comunicaciones mantenidas en prisión entre los imputados Francisco Correa, Pablo Crespo y Antoine Sánchez y sus abogados, aunque es Pedreira el que debe decidir qué actuaciones concretas son nulas, sin perjuicio de lo que finalmente decida el tribunal que juzgue el caso.
El incidente que ha abierto el magistrado abarca no sólo los autos revocados por el TSJM sino otros "posteriores sobre la misma cuestión relativa a la intervención de comunicaciones en Soto del Real", y todo ello el juez lo ha incorporado a una pieza separada.
Pedreira avaló la intervención de las comunicaciones ordenadas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón porque consideró que "estaba justificada" y que "no se adoptó arbitrariamente por el Juzgado", ya que "existían indicios delictivos".
De esta forma, rechazó los recursos interpuestos por los letrados José Luis Izquierdo y Javier Nombela, que solicitaron asimismo que se dictara la nulidad de las escuchas.