Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez pide una "posición común" de los partidos sobre solución de la UE para evitar el 'Brexit'

Rajoy espera una posición "razonable" de los socialistas a este respecto, mientras Podemos pide bloquear el acuerdo con Londres
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este viernes la "necesidad" de que los partidos con representación parlamentaria pacten una "posición común" respecto de la "solución" que la UE le vaya a dar a Reino Unido para intentar evitar el riesgo de que abandone el club europeo.
En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados tras su reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, Sánchez ha indicado que le "ha trasladado" la voluntad del PSOE de "intentar consensuar una posición común con el resto de fuerzas respecto de la solución que se le vaya a dar a Reino Unido".
Minutos antes, Rajoy ha dicho que espera del PSOE una posición "razonable" en este asunto y ha reconocido que el Gobierno en funciones necesitaba recabar del Parlamento un "mandato abierto", que le permita cierto margen para la negociación, con el que acudir a la cumbre europea de la semana próxima en la que se quiere alcanzar un acuerdo con el Reino Unido.
La crisis de los refugiados también figura en el orden del día de ese Consejo Europeo y de este punto también han hablado Rajoy y Sánchez en su encuentro, aunque no han entrado en mayores detalles en la rueda de prensa.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnen los próximos 18 y 19 de febrero en Bruselas en una cumbre en la que quieren llegar a un acuerdo en torno a la propuesta que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha hecho a Londres para conseguir que el primer ministro británico, David Cameron, defienda ante sus compatriotas la permanencia de su país en la UE.
Cameron se ha comprometido a realizar un referéndum antes de finales de 2017 --aunque podría celebrarse este año-- para que los ciudadanos británicos decidan si quieren seguir en la UE o abandonar el club. Para hacer campaña a favor del sí, el 'premier' exige un nuevo marco de relaciones con el resto de la Unión que deben aprobar los Veintiocho por unanimidad.
El aspecto más conflictivo tiene que ver con el deseo de Londres de limitar los beneficios sociales a los trabajadores comunitarios que emigren a Reino Unido, considerada "inaceptable" por varios Estados miembros al inicio de las negociaciones.
Para salvar este escollo, Tusk ha ofrecido un "freno de emergencia" que permitiría a Londres esta salvaguarda en circunstancias "excepcionales" y con el permiso previo de los Veintiocho. Aunque queda por determinar por cuánto tiempo podrá limitar estas ayudas a los trabajadores comunitarios.
Si se llega a un acuerdo con Reino Unido en la cumbre de la semana próxima, la decisión de los líderes europeos comportará compromisos de obligado cumplimiento para el Gobierno que está por venir en España. Y debido a las limitaciones que en nuestro país la Ley del Gobierno impone al Ejecutivo en funciones, el Gobierno cuenta con informes jurídicos que le alertan de que precisa de un aval previo del Parlamento --no tiene por qué ser escrito-- que sirviera al Gobierno de "mandato abierto" para suscribir el eventual acuerdo en el Consejo Europeo.
MARGALLO COMPARECERÁ EL 17
Con el fin de recabar ese aval, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, comparecerá el miércoles 17 ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. Podemos ya ha pedido a Rajoy que "no favorezca la unanimidad" y solicite posponer la decisión sobre el acuerdo para evitar el 'Brexit'.
La formación de Pablo Iglesias argumenta que la aspiración de Londres de limitar los beneficios sociales a los trabajadores comunitarios, de aceptarse, sentaría un "terrible precedente jurídico y político" de discriminación laboral en la UE en función del país de origen, explica a Europa Press el diputado Pablo Bustinduy.
Es por eso que Rajoy le ha pedido hoy a Sánchez una posición "razonable" en este asunto, pues sería un "disparate" que "a estas alturas" el proyecto europeo siguiese sin el Reino Unido. Rajoy le ha explicado a Sánchez que es "voluntad española llegar a un entendimiento" en la cumbre de la semana próxima, para lo que necesita recabar un "mandato abierto" del Parlamento para tener cierto margen de negociación.