Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez pone en marcha la maquinaria para formar Gobierno

Casi 50 días después de las elecciones generales se pone en marcha la maquinaria para formar Gobierno. El rey Felipe VI ha propuesto a Pedro Sánchez como candidato a la investidura. El socialista tiene ahora por delante un camino largo y complejo de negociaciones. Lo primero que intentará será conseguir el respaldo de Podemos y Ciudadanos, misión que ahora mismo parece casi imposible.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez , ha dado un paso al frente, ha aceptado el ofrecimiento del Rey y será el candidato a la investidura. El líder socialista va a intentar formar Gobierno y para eso, ha dicho, va a mirar a izquierda y derecha.
Pensando en Podemos, Sánchez quiere acabar con la desigualdad y propone una "alianza para la esperanza, que cree un ingreso mínimo vital que acabe con la pobreza infantil en cuatro años y que reconstruya el estado del bienestar".
Pero también necesita el apoyo de Ciudadanos y manda un mensaje a la formación liderada por Albert Rivera, "el PSOE defenderá siempre la integridad de España y el respeto a la Constitución y a la ley".
"C's defiende como nosotros la reforma constitucional y ahí tendremos que ver qué elementos comunes podemos tener", matiza.
Un matiz con el que los socialistas dejan la puerta abierta para que Podemos también entre en el pacto. "Tenemos que reformar la Constitución y tenemos que avanzar hacia el estado federal que garantice la unidad de una España diversa como proponemos los socialistas", afirma.
Sáchez abre el abanico de posibilidades
Pero a Pedro Sánchez necesita abrir el abanico de posibilidades de cara a la investidura, "vamos a proponer al resto de las formaciones políticas un gran acuerdo para la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción".
Desafíos que Sánchez quiere afrontar con el consenso de todas las fuerzas políticas del cambio "voy a proponer a todas las fuerzas políticas que abandonen los vetos y hablemos de lo que nos une: el cambio y el progreso", que es, ha dicho, lo que millones de españoles expresaron en las urnas el 20 de diciembre.