Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rechaza entregar a Brasil al cerebro de la trama Petrobras

Revoca la decisión de la Sección Segunda que acordó en junio su extradición
El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado que se entregue a Brasil al cerebro de la trama Petrobras Rodrigo Tacla Durán a Brasil, país que le reclama por delitos de cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal en relación con la operación 'Lava Jato', vinculada a la petrolera brasileña, revocando así la decisión adoptada por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal.
El pasado 21 de julio, la el Pleno de la Sala de lo Penal se reunió para deliberar y acordar la estimación del recurso presentado por Tacla contra el auto del pasado 15 de junio dictado por la Sección Segunda en el que se declaró procedente su extradición.
La Sala indica que Tacla posee las nacionalidad española y brasileña y que el Tratado de Extradición entre el Reino de España y la República de Brasil establece que "cuando la persona reclamada fuere nacional del Estado requerido éste no estará obligado a entregarlo". Asimismo, destaca que entre España y Brasil no existe un convenio de doble nacionalidad, sino que al tratarse de un país iberoamericano es compatible tener ambas
"Nos encontramos ante una situación de facto de doble nacionalidad, que no puede considerarse conflictiva, pero la ausencia de tratado impide acudir a criterios para considerar una efectiva frente a otra", explica el auto.
PROHIBICIÓN DE EXTRADICIÓN DE NACIONALES BRASILEÑOS
Añade que esta petición ha sido formulada por un país que tiene prohibición constitucional para la entrega de sus nacionales, por lo que se deniega también la entrega atendiendo al principio de reciprocidad, que supone que los estados se obligan recíprocamente a llevar a cabo las entregas extradicionales y que un país no puede entregar a uno de sus nacionales si el país que lo reclama en análoga situación no entrega a los suyos.
Contra esta decisión no cabe recurso de súplica e indica que si las autoridades de Brasil lo solicitan Tacla podrá ser juzgado en España. Para ello, deberá suministrar todos los medios de prueba precisos para su enjuiciamiento.
Tacla Durán está reclamado por Brasil por presuntos delitos de cohecho, blanqueo de capitales y asociación criminal en torno a la empresa Petrobras, cuyo accionista mayoritario es la Unión Federal. La Policía brasileña determinó la existencia de un cártel compuesto por algunas de las grandes empresas constructoras del país al que se relacionó con sobornos a políticos y dirigentes de la petrolera.
Entre los años 2011 y 2013, el reclamado recibió de estas empresas más de 50 millones de reales brasileños (14.684.500 euros). Tacla Durán fue detenido en un céntrico hotel de Madrid tras haber llegado días antes desde Estados Unidos, país en que se ocultó tras su huida desde Brasil en abril de 2016.
De ahí viajó a España, donde fue localizado y detenido por los agentes del Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, al pesar sobre él una Orden Internacional de Detención para ser extraditado a Brasil.