Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pere Navarro agradece las muestras de apoyo que le "animan a trabajar" por el diálogo

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha agradecido este domingo las muestras de apoyo que le "animan a trabajar" por el diálogo tras haber sido agredido por una mujer en un acto privado en Terrassa (Barcelona).
En un apunte en su Twitter recogido por Europa Press, ha declarado: "Agradezco las numerosísimas muestras de solidaridad que me animan a seguir trabajando para que el diálogo supere para siempre a la violencia".
Navarro ha recibido un puñetazo en la cara por parte de una mujer de unos 50 años, que también le ha gritado 'Hijo de puta' cuanto el socialista se disponía a entrar a la catedral del municipio del que fue alcalde.
REACCIONES
Tras conocerse el incidente, ERC de Terrassa ha emitido un comunicado expresando su rechazo a la agresión y señalando que "en una sociedad democrática, estos actos no tienen cabida", y varios dirigentes políticos han mostrado su apoyo a través de Twitter.
El diputado de ERC en el Congreso Alfred Bosch ha incidido en que rechaza "toda violencia, del color que sea, reciente o no", y el diputado republicano en el Parlament Pere Aragonés ha añadido su "máximo rechazo".
El candidato de CiU a las elecciones europeas Francesc Gambús ha asegurado que "todas las discrepancias son legítimas defendidas desde la palabra, pero ninguna agresión tiene justificación".
El secretario de Organización de CDC, Josep Rull, ha lamentado el incidente, pero ha pedido "no coger un hecho puntual y convertirlo en categoría".
El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha expresado toda su "solidaridad" con Navarro, y la exministra socialista Carme Chacón se ha manifestado "contra la intolerancia".
Además, el exdiputado de C's Jordi Cañas ha asegurado que la agresión demuestra que "la siembra del odio empieza a recoger sus venenosos frutos".