Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pernando Barrena y Martín Garitano se suman al homenaje a Joxe Mari Korta, asesinado por ETA hace 14 años

La fundación en memoria del empresario agradece a quienes "superando odio y venganza" están dando pasos usando también "la autocrítica"
El dirigente de la izquierda abertzale Pernando Barrena y miembros de la Diputación de Gipuzcoa, entre ellos su diputado general, Martín Garitano, han acudido este viernes en Zumaia (Gipuzcoa) al acto en memoria del empresario Joxe Mari Korta, asesinado hace 14 años por ETA, al que también han asistido responsables del Gobierno vasco, del PNV, de Amaiur, de EA y de las patronales Confebask y Adegi, entre otros.
El acto, que ha contado con la presencia de familiares del empresario, a los que han saludado los representantes políticos e institucionales, se ha desarrollado junto a la empresa de Korta, donde fue asesinado el que fuera presidente de la patronal guipuzcoana Adegi. En concreto, a las doce del mediodía, en presencia de la viuda, Marian Zearreta, y uno de los hijos de Korta, Lander, se ha iniciado una concentración silenciosa alrededor del monolito en recuerdo a Korta, donde se han depositado flores, junto a una foto del empresario.
Al acto, han asistido el representante de la izquierda abertzale, Pernando Barrena; el secretario general de EA, Pello Urizar, Alberto Unamunzaga de Amaiur; la diputada de Cultura y Euskera, Ikerne Badiona; y el de Innovación, Jon Pelli Uriguen.
También han estado presentes el secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández; la directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Mónica Hernando; la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería; el presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar; y el portavoz jeltzale en la Diputación, Markel Olano. También ha acudido el presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, y el de Adegi, Pello Guibelalde y la también víctima de ETA Gorka Landaburu.
Posteriormente, una vez concluida la concentración silenciosa de quince minutos entre aplausos, ha llegado el diputado general de Gipuzcoa, Martin Garitano, que antes había tenido una rueda de prensa en San Sebastián. Después de la concentración y tras ser saludado por Lujua, Garitano, acompañado de Barrena, ha sido conducido por el alcalde de Zumaia, de Bildu, Iñaki Agirrezabalaga, a donde se encontraban los familiares de Korta y han mantenido una breve conversación con su hijo Lander.
A continuación, el portavoz de la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik (Por el camino de Joxe Mari Korta), organizadora del reconocimiento, Jesus Mari Mugika ha realizado unas declaraciones a los medios.
Mujika ha recordado que la Fundación sigue manteniendo el decálogo que hizo público el pasado año y ha destacado que la ciudadanía vasca "sabe cada vez mejor cuáles son las condiciones para que el futuro de este país pueda ser mínimamente decente y pacífico y sabe también cuál es la actitud que tiene que adoptar la gente ante las víctimas que ha producido la injusticia".
Además, ha trasladado su agradecimiento a quienes "superando el odio y la venganza y desde una lectura honrada y total de lo que ha pasado en estos últimos 50 años están dando pasos a favor de esa convivencia, cuando es necesario, utilizando también la autocrítica".
DAR PASOS
Respecto a quienes no están haciéndolo, "que también los hay", les ha señalado que "intentar justificar la propia inoperancia basándose en la inoperancia de otros no sirve para nada". En este sentido, ha opinado que "la única manera de salir adelante es que cada uno dé los pasos que tiene que dar y eso obligará a los demás también que tengan que dar los pasos que son necesarios para una convivencia pacífica en este país".
Por último, ha apuntado que las nuevas generaciones de este país "tienen todo el derecho y les debemos acostumbrarse a una convivencia pacífica en vez de a la violencia y hasta su justificación", un objetivo en el que va a seguir trabajando la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik "basándose en los valores" que también guiaron la vida del empresario asesinado por ETA.