Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden tres años de cárcel para el padre del niño escondido en una maleta

La Fiscalía de Ceuta solicita una condena de tres años de prisión para el padre del niño de 8 años que la Guardia Civil localizó en mayo del año pasado oculto en el interior de una maleta en la frontera del Tarajal. El Ministerio Público acusa a Ali Outtara de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros con el agravante de haber puesto en peligro la vida del menor, pero considera como atenuante mixta muy cualificada su relación de parentesco.

La calificación inicial de los hechos de la Fiscalía reclama una pena de seis años de cárcel para Fatima E., la joven residente en Castillejos (Marruecos) de 21 años que portaba la maleta en la que iba, en posición fetal, el pequeño.
Según ha adelantado este sábado el diario 'El Faro', en el escrito notificado a las partes la Fiscalía establece que Ouattara, residente en Puerto de Rosario (Las Palmas), junto a su esposa y una hija, había intentado traer a su hijo mediante la reagrupación familiar desde Costa de Marfil, llegando a iniciar los trámites administrativos correspondientes.
Al ver denegada su petición recurrió a una vía ilegal para traer a Adou a España poniéndose en contacto con personas desconocidas para, a cambio de 5.000 euros, pasar al menor por la frontera de Ceuta, hasta cuyas inmediaciones le trasladó el propio progenitor desde Casablanca.
A juicio de la Fiscalía, el padre "conoció y aceptó" las condiciones en las que se iba a materializar la entrada de su vástago en territorio español, dentro de una maleta de viaje "pequeña, sin ventilación y con riesgo evidente para la vida del menor por asfixia", considera. La vista oral se celebrará en la Sección VI de la Audiencia Provincial pero todavía no tiene fecha.
Tras la realización de las pruebas de ADN, el Área de Menores de la Ciudad Autónoma devolvió la tutela del niño a sus padres un mes después de que fuese localizado en el escáner del puesto fronterizo.