Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pineda, condenado al pago de costas por su "temeridad" e insistencia en una demanda contra el BBVA

El presidente de Ausbanc no debió recurrir porque los Juzgados ya habían rechazado su pretensión en varias ocasiones
La Audiencia Provincial de Vizcaya ha condenado al presidente de Ausbanc Luis Pineda a abonar las costas de un procedimiento después de que presentara una demanda contra el BBVA en la que se quejaba de que el presidente del banco no le había concedido suficiente tiempo de intervención en una junta de accionistas.
Según especifica la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Audiencia desestima un recurso presentado por Pineda contra una resolución de un Juzgado de lo Mercantil de Bilbao y declara "la temeridad de la parte recurrente" haciendo hincapié en su insistencia en las acciones legales contra la entidad, que se remontan a 2008.
La sentencia explica que existían anteriores resoluciones en las que se habían desestimado las pretensiones de Pineda planteadas con idénticos fundamentos a los esgrimidos en este caso.
En concreto, Pineda demandó al BBVA --que ha declinado pronunciarse sobre el fallo-- ante los Juzgados de lo Mercantil y pidió la nulidad de los acuerdos adoptados en su Junta General de Accionistas de marzo de 2014.
Alegaba que la reunión atentó contra el derecho a los socios a la información necesaria ya que la citada junta no accedió a la lectura íntegra de las propuestas de acuerdos que debían aprobarse en ella. También indicaba que, en el turno de intervenciones, se limitó el tiempo establecido lo que impidió que planteara algunos requerimientos.
Pineda se encuentra en prisión desde el pasado 18 de abril acusado de extorsionar y amenazar a varias entidades bancarias contra las que emprendía acciones legales en el caso de que no se plegaran a sus peticiones económicas.