Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos quiere que el Congreso tenga su propia Oficina para prevenir y luchar contra la corrupción

El magistrado en excedencia y diputado de Podemos Juan Pedro Yllanes ha registrado este jueves en el Congreso una petición a la Mesa del Congreso para crear una Comisión Permanente no legislativa centrada en la lucha contra la corrupción que tenga entre sus principales cometidos la puesta en marcha de una oficina anticorrupción y la "depuración de responsabilidades políticas".
Según ha explicado el diputado por Palma en la rueda de prensa que ha ofrecido tras registrar su petición, el objetivo es crear una oficina vinculada al Congreso --a través de la comisión solicitada--, similar a la que está impulsando Podemos en las Cortes Valencianas, para "investigar" pero también "para prevenir".
En este sentido, Yllanes ha hecho hincapié en la necesidad de reforzar los mecanismos de prevención de la corrupción. Por ello, ha señalado que entre las funciones de la oficina que aspiran a crear estaría la de garantizar la protección de los denunciantes de los casos de corrupción para que puedan hacerlo "sin temor a represalias".
Preguntado sobre la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos creada por el Gobierno en octubre, Yllanes ha lamentado que "de momento su eficacia queda muy en entredicho", y ha defendido la necesidad de poner en marcha cuanto antes la comisión que ha registrado este jueves.
El magistrado en excedencia, que dejó la presidencia del tribunal que juzga el caso Nóos para entrar en política, ha explicado que la comisión que ha solicitado crear tiene también el objetivo de ayudar a depurar "responsabilidades políticas" de los implicados en casos de corrupción, una tarea que hasta ahora a nivel parlamentario sólo se ha hecho mediante comisiones de investigación.
DEPURAR RESPONSABILIDADES POLÍTICAS
"Pretendemos implicar activamente al Congreso en la investigación de los casos de corrupción, pero sin inmiscuirnos en la Justicia. Pero hay que depurar responsabilidades políticas", ha defendido.
Para ello, Podemos prevé que esta Comisión Permanente no legislativa pueda servir para analizar las implicaciones políticas de los diferentes casos de corrupción que afectan tanto a partidos políticos como a Administraciones Públicas y que todavía no han sido judicializados, sin necesidad de crear comisiones de investigación específicas cada una.
Además, pretenden que sirva también para acoger las comparecencias de los cargos públicos implicados en dichos casos de corrupción, aunque son conscientes de que para que las peticiones de comparecencia sean de carácter obligatorio es necesario antes reformar el Reglamento del Congreso.
Tras poner de manifiesto que la corrupción se ha convertido en España en una de los "principales lastres" para el desarrollo de la democracia y el progreso socioeconómico del país y de las principales preocupaciones de los ciudadanos, Yllanes ha avisado que no se entenderá si todas las fuerzas representadas en el Congreso no brindan un apoyo unánime a esta iniciativa.
"Si no hay un apoyo unánime me preocuparía", ha reconocido el magistrado en excedencia, para añadir que, de momento, no han trasladado su iniciativa al resto de grupos parlamentarios.