Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía finalizará esta semana su investigación interna del 22M y Cosidó la explicará en el Congreso el miércoles 23

Fernández Díaz admitió que se produjeron fallos en el operativo y el 'numero dos' de Cosidó se comprometió a "depurar responsabilidades"
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, comparecerá en el Congreso de los Diputados después de Semana Santa, el miércoles 23 de abril a las 11 horas, para dar cuenta de los hechos acaecidos el pasado 22M en Madrid y explicar los fallos en el operativo policial que terminaron con 67 policías heridos, según han informaron a Europa Press fuentes parlamentarias tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces de la Comisión de Interior del Congreso.
Cosidó se comprometió a dar explicaciones sobre lo sucedido en la Cámara Baja una vez su Departamento tuviese finalizada la información reservada abierta para esclarecer lo sucedido y los fallos ocasionados en la gestión del despliegue policial, que fueron reconocidos por el propio ministro Jorge Fernández Díaz. En ese sentido, fuentes policiales han informado a Europa Press de que la Policía tendrá sus conclusiones finalizadas esta semana.
Los agentes antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP) y los sindicatos que les representan no contemplan otra resolución de la crisis que no pase por el cese de alguno de los responsables de esta unidad. Señalan directamente al jefe de la UIP de Madrid, el inspector jefe Francisco Javier Virsea --con poca experiencia en el puesto-- y al responsable de las unidades a nivel nacional, José María Ruiz Igusquiza.
QUEJAS DE LOS AGENTES
Denuncian mala planificación, falta de coordinación y la tardanza en dar la orden de ayudar a policías agredidos por manifestantes. Estas críticas también alcanzan al propio Comisario General de Seguridad Ciudadana Florentino Villabona.
En una primera reunión mantenida el 26 de marzo con los representantes de los principales sindicatos policiales (SUP, CEP, UFP y SPP), el Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino, se comprometió a depurar responsabilidades si se acreditaban los errores en el operativo. Asimismo se dio de plazo hasta el 4 abril, fecha en la que convocó otro encuentro, para trasladarles a los sindicatos unas primeras conclusiones de la investigación interna.
No obstante, un día antes de esa fecha los representantes sindicales fueron convocados exclusivamente para tratar la negociación sobre las mejoras laborales de la UIP y no sobre la investigación en torno al 22M. Los sindicatos reaccionaron dando plantón al 'número dos' de Cosidó y no acudieron a la cita sin que hasta la fecha se haya fijado una nueva reunión.
De hecho, las fuentes consultadas afirman que, por respeto al Congreso, no se trasladarán los detalles de la información reservada a los sindicatos hasta después de la comparecencia de Cosidó ante la Comisión de Interior.
Desde la Policía han defendido estas últimas semanas que no se falló en la prevención dado que contaban con información previa de la afluencia de personas radicales que se iban a congregar en Madrid y que por ello establecieron un despliegue sin precedentes en la capital. No obstante existe la conciencia general de que el grupo que quedó aislado en Recoletos permaneció demasiado tiempo sin recibir refuerzos pese a que esos grupos cuentan con material de autodefensa.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha admitido este jueves que "parece que sí hubo fallos de coordinación" en el dispositivo policial desplegado durante el 22M y ha añadido que ese fallo, "que se produjo", evitó que la Policía diese la respuesta adecuada a los violentos.
En el marco de esta investigación interna se ha consultado a los responsables policiales y a los agentes de la UIP involucrados en los principales incidentes así como a otras instituciones como el Ayuntamiento de Madrid.