Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pons insta al PSOE a que "acuda a echar una mano al PP en el problema planteado por los políticos catalanes"

Advierte de que con una Cataluña "pidiendo la separación de Europa" no va a haber "mucho entusiasmo" en financiar el Corredor Mediterráneo
El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha preguntado este sábado al PSOE "cuándo va a dejar de preocuparse de sus asuntos internos" para ocuparse "de los problemas de España" y ha instado a los socialistas a que "acudan a echar una mano al PP en el problema planteado por los políticos catalanes" en relación a una hipotética independencia de Cataluña.
Así se ha pronunciado González Pons durante su intervención momentos antes de la reunión de los miembros de las 15 comisiones de estudio y trabajo del PPCV para abordar las aportaciones valencianas al programa del PP para las elecciones europeas.
Al respecto, González Pons ha lamentado que los políticos catalanes "se han empeñado" en que España, además de la crisis económica, "tenga un grave problema político" que en estos momentos "podría no estar padeciendo" y en cuya resolución el PP echa de menos a los socialistas "de corazón pero también con la cabeza" porque son "necesarios" para resolver esta cuestión planteada por el presidente de la Generalitat, Artur Más, y algunos políticos de la región.
"Ayer dijeron los dirigentes del PSOE que el PSC es un partido hermano, pero un partido distinto; pues qué pena, porque a mí me gustaría que en Cataluña hubiera PSOE, que los socialistas no renunciaran a tener presencia en Cataluña y se conformaran con que les representara un partido distinto que, además, está dividido", ha resaltado el dirigente del PP.
Además, ha incidido en que "todos los españoles, todos los votantes del PP, los catalanes y los socialistas de toda España están esperando que por fin haya un PSOE en Cataluña" y que, sea PSC o no sea PSC "no pueda decir la Dirección federal del PSOE que lo que hay en Cataluña es un partido hermano, pero un partido distinto".
"Nada nos gustaría más que se nos viera a socialistas y populares haciendo al lado unos de otros una campaña en la que diga solo y claramente que juntos los españoles siempre estamos mejor", ha aseverado el dirigente.
Por otra parte, González Pons ha advertido de que con el "conflicto" creado por Artur Mas "no sólo está haciendo daño a los catalanes", sino también a valencianos, extremeños, mallorquines, aragoneses o gallegos, porque "una Cataluña en conflicto significa una Cataluña que puede empobrecerse, pero una España que puede empobrecerse junto a Cataluña", ya que ambas "crecen o se empobrecen unidas".
En este sentido, se ha preguntado si "honestamente alguien cree que en la próxima legislatura de la Unión Europea, con una Cataluña pidiendo la separación de Europa va a haber mucho entusiasmo en financiar el Corredor Mediterráneo", dado que lo lógico para obtener esa financiación es que "se presenten regiones que son europeas con entusiasmo", con lo que, a su juicio, Cataluña "no va a tener facilidad para acceder a los fondos".
"Nos perjudican a todos, hace daño al resto de España y en particular a las comunidades que estamos tan cerca", ha recalcado González Pons dirigiéndose a los 'populares' valencianos, al tiempo que ha incidido en que "a estas alturas Artur Mas debería saber que la separación y el enfrentamiento no benefician a nadie".
ROMPER LA CONSTITUCIÓN, UNA "LOCURA"
Asimismo, ha recalcado, como ya hiciera el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que la soberanía es "indisponible" para los partidos y gobernantes, ya que no reside en la nación, sino en el pueblo y, por tanto, "nadie que se sienta representante de la nación puede disponer de la soberanía, de ella solo decide dispone el pueblo español y solo el pueblo español puede decidir". Por ello, ha advertido: "quien consigue un poder al margen de la ley siempre lo ejerce al margen de la ley".
Ha resaltado González Pons que la Constitución de 1978 "nos ha dado la etapa de más larga estabilidad y prosperidad de nuestra historia" y es "una locura" romperla, algo que "nadie en su sano juicio político" jamás haría. Además, ha advertido de que cuando se dice que el proyecto de Mas es inconstitucional no solo se refiere a la unidad de España, porque la Carta Magna "significa democracia, Estado de Derecho y sociedad del bienestar", que también se romperían. "España es de todos los españoles, también de los que viven en Cataluña", ha incidido.
"Donde Artur Mas pone crispación tenemos que poner ilusión, donde pone pasado tenemos que poner futuro, donde pone aislamiento tenemos que poner unión, donde pone insolidaridad tenemos que poner fraternidad, donde pone tensión tenemos que poner serenidad, donde pone radicalidad tenemos que poner moderación, y donde pone división de España, tenemos que poner España y Europa", ha reiterado.
REUNIÓN CON UN PARTIDO RACISTA
Por último, Pons se ha referido a la reunión mantenida por Artur Mas con el líder de la Liga Norte y ha criticado que "hermanó su proyecto" con el de un político "que defiende en su programa la salida del euro, de Europa y justifica el racismo" y que, además, "critica a los miembros del Gobierno italiano por su pertenencia a una raza u otra".
En este sentido, ha asegurado que "cualquier político español que hubiera tenido una reunión de trabajo con el líder de la Liga Norte para compartir proyectos políticos hoy sería condenado en todos los medios de comunicación", por lo que ha instado a "acabar con que la corrección política haga que lo que los nacionalistas catalanes hacen, dicen o producen siempre está bien, aunque sea reunirse con uno de los pocos partidos que abiertamente son racistas hoy en Europa".