Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Posada quiere que la Mesa del Congreso revise las mociones sobre "mentiras" de Rajoy porque "no son normales"

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha justificado su decisión de dejar en suspenso las mociones de PSOE e Izquierda Plural denunciando lo que consideran "mentiras" del presidente Mariano Rajoy sobre el llamado 'caso Bárcenas' en que esos textos "no son normales" y requieren que las examine previamente la Mesa de la Cámara, donde el PP tiene mayoría absoluta y donde ya se han 'tumbado' interpelaciones de la oposición al Gobierno por el mismo tema.
Las dos mociones, cuyo debate y votación se esperaba esta semana, han quedado cautelarmente fuera del orden del día del Pleno del Congreso.
Posada ha decidido que esos textos, que buscan censurar las "mentiras" que sobre el 'caso Bárcenas' vertió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su comparecencia del pasado 1 de agosto del Senado, pasen primero por el filtro de la Mesa de la Cámara, que se reúne este lunes. En cambio la tercera moción de la sesión plenaria, presentada por CiU y relativa al fraude fiscal, se ha incluido en el orden del día con toda normalidad.
En declaraciones en el Congreso, Posada ha explicado esta decisión porque los textos de PSOE e IU-ICV-CHA no le parecen "unas mociones normales" de las que autoriza "sin ningún problema". El presidente no ha querido adelantar cuál será la decisión del órgano de gobierno de la Cámara y se ha limitado a señalar que el PP, "dirá lo que le parece y se actuará en consecuencia".
TEMOR AL "RODILLO"
Sin embargo, la oposición se teme un nuevo veto por parte del PP. El portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella, ya manifestó su "desagradable sorpresa" por esta decisión del Congreso, que en su opinión apunta a que el Grupo Popular va a volver a hacer uso de su "rodillo" parlamentario.
Todo ello pese a que, precisamente para evitar que el PP pueda impedir la tramitación de las mociones, el PSOE e Izquierda Plural renunciaron a pedir expresamente la reprobación del presidente o su dimisión. Y es que los 'populares' vienen asegurando que para reprobar a un presidente del Gobierno sólo hay un camino: la moción de censura. Así lo puso de manifiesto una vez más la propia vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en el agrio duelo parlamentario que mantuvo con la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez.
Así, la propuesta del primer partido de la oposición quiere que el Pleno del Congreso inste al jefe del Ejecutivo a que asuma "las responsabilidades políticas que ineludiblemente deben derivarse" de lo que considera "mentiras" ante el Parlamento sobre el llamado 'caso Bárcenas'.
El Grupo Socialista comienza haciendo un repaso de esas "mentiras" del presidente en torno a las actividades del extesorero del PP Luis Bárcenas, que juzga ya acreditadas, y emplaza al resto de grupos parlamentarios a "constatar" esas falsedades y a "rechazarlas".
De su lado, el texto de IU-ICV-CHA quiere el Congreso manifieste su "rechazo" por el comportamiento del presidente del Gobierno el pasado 1 de agosto al quedar, a su juicio, en "entredicho" las manifestaciones vertidas en sede parlamentaria sobre el 'caso Bárcenas.
Además, ha incluido en su moción algo que el PP viene rechazando sistemáticamente en las Juntas de Portavoces, incluso su debate en sesión plenaria: la creación de una comisión de investigación para estudiar la financiación de los partidos políticos, así como los casos de financiación irregular o ilegal, con el fin de mejorar los mecanismos de fiscalización.
IU PIDE UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN
Pese a que la solicitud para la creación de comisiones de investigación tiene su propio cauce parlamentario, el grupo de Cayo Lara ya consiguió al principio de legislatura que el PP, que venía frenando el debate para la creación de una comisión de investigación sobre el papel de la banca en la crisis, no pusiera pegas a que ese asunto se recogiera en el texto de una moción.
En otra de sus propuestas, la Izquierda Plural reclama que el Congreso emplace a la Ponencia de la Comisión de Reglamento a presentar antes de fin de año una propuesta de reforma de las normas que rigen el funcionamiento de la Cámara Baja desde 1982. Y es que, desde su constitución, a finales de abril, el citado órgano no se ha puesto a trabajar.
Por último, la moción insta al Gobierno a que en el futuro plan de lucha contra la corrupción que presente --el Consejo de Ministros aprueba este viernes un informe con un amplio paquete de reformas para combatir esta lacra-- incluya algunas de las 'recetas' que IU-ICV-CHA viene defendiendo.