Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Posada ve "ventajas e inconvenientes" en que el presidente del Congreso sea de un partido diferente al del Gobierno

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ve "ventajas e inconvenientes" en que su sucesor en el cargo sea de un signo político diferente al del jefe del Ejecutivo, si bien ha recordado que hasta ahora ese puesto lo ocupaba el partido ganador de las elecciones.
Posada ha hecho estas declaraciones a los periodistas minutos después de acudir a saludar a los diputados que han sido elegidos en los comicios del 20 de diciembre que se han acercado este jueves al Congreso para recoger el acta que les acredita como tal.
La tercera autoridad del Estado ha destacado que aunque tradicionalmente la Presidencia del Congreso ha ido a parar a manos de un diputado perteneciente al partido que salió victorioso de los comicios, "eso no quita para que se puedan ver fórmulas distintas". "Para eso se negocia, para explorar todo lo que puede hacerse", ha dicho.
¿SEGUIRÁ DE PRESIDENTE TEMPORALMENTE?
Preguntado en este punto si continuaría al frente del Congreso en caso de que así se lo solicitaran hasta dilucidara la investidura, Posada desconoce si le harán esa petición --"no tengo ni idea", ha dicho--. "Son cosas que se están negociando por los partidos. El resultado será el que sea, pero no tienen por qué consultarme a mí". ha zanjado.
El presidente del Congreso no ha querido pronunciarse sobre si es partidario de que Podemos cuente con cuatro grupos parlamentarios porque, según ha explicado, ésta es una decisión que debe tomar "con total libertad" la próxima Mesa de la Cámara.
Sí ha comentado, no obstante, que, como cada inicio de legislatura, las decisiones del órgano de gobierno del Congreso sobre la conformación de los grupos parlamentarios será "un escollo importante", si bien no cree que, al margen de eso, haya mayores obstáculos. "No tiene por qué", ha dicho.