Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presidente de las Cortes Valencianas renuncia a complemento de exclusividad para dirigir una sociedad agraria familiar

El presidente de las Cortes valencianas, Juan Cotino, ha renunciado al complemento de exclusividad por su actividad como diputado en las Cortes Valencianas para poder "asumir" la dirección de la sociedad agraria familiar durante un proceso de transformación de la producción de unos campos de cultivos de la naranja al caqui, según han explicado fuentes próximas a Cotino.
En este sentido, han señalado a Europa Press que "habiéndose asesorado legalmente, considera que es más conveniente renunciar a la exclusividad" y "esa es la única razón". "No tiene nada que ver con ninguna otra cuestión o interpretación sobre su futuro", han apostillado.
Cotino a preguntas de los medios en relación a la petición renuncia, con efectos del 1 de enero de 2014, del complemento de exclusividad de 365,60 al mes --5.118,40 al año-- euros que perciben los diputados de las Cortes, ha explicado que debe responsabilizarse de unos campos agrícolas donde ha "quitado los naranjos" para "plantar caquis". "Para no tener problemas de ninguna manera" en relación a su actividad parlamentaria, considera que "así es mejor".
Preguntado por si esa renuncia significa que se plantea dimitir, Cotino ha dicho que no va a hacer "absolutamente nada", tras lo cual ha argumentado: "Históricamente soy agricultor y ahora, como el tema de la naranja es un poco desastroso, hemos acordado la sociedad agraria a la que pertenecemos cambiar los naranjos y vamos a hacer una plantación de caquis", por lo que "hay que dedicarse un poco a esa plantación", ha añadido.
El presidente de las Cortes ha explicado también que, al encontrarse "en el ojo del huracán", si alguien le ve "un día plantando caquis", mientras percibe el complemento de exclusividad, se preguntarán "éste qué hace". Por ello, "pido" la renuncia, "cobro menos y se acabó", ha concluido.