Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presidente provincial del PP de Castellón: si fuera Barberá entregaría su acta y cree que debe dar "un paso al lado"

El presidente provincial del PP y de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha asegurado este martes que si él fuera la exalcaldesa de Valencia y actual senadora, Rita Barberá, entregaría su acta, y cree que es necesaria una actitud "muy contundente y que deje poco margen de duda" que, según ha dicho, pasa por "dar un paso al lado, al menos".
Moliner ha realizado estas declaraciones ante los medios tras finalizar el pleno ordinario de la Diputación, al ser preguntado por la comparecencia pública que ha hecho este martes Rita Barberá, en la que ha asegurado que no dimitirá, aunque sí acepta el ofrecimiento del juez para ir a declarar voluntariamente en el caso Imelsa.
El presidente provincial del PP cree que "estamos en un tiempo en el que es necesario dar la cara, dar explicaciones y entender que los ciudadanos requieren de los políticos un comportamiento que se enmarque en lo que todos consideramos dentro de la ejemplaridad".
Según ha dicho, "creo que hay más explicaciones que dar, pues hay muchas sombras de duda que hay que esclarecer y es necesario que todos aquellos que quieran seguir estando en política se esfuercen por dar todas esas explicaciones y por atender el desencanto ciudadano que hoy la política sufre".
Preguntado si es partidario de que Barberá entregue su acta, ha dicho: "Yo, en su caso, lo haría", mientras que respecto a si cree suficiente que dé explicaciones delante del juez, ha subrayado que
cree que "hay que dar pasos adelante para conseguir recobrar la confianza de los ciudadanos, y eso pasa por una conducta ejemplar y, en este caso, por saber dar un paso al lado cuando uno tiene que darlo".
Respecto a si el partido podría retirarla del cargo de senadora aunque mantuviese el acta, Moliner ha apuntado que eso excede "ampliamente" de su ámbito competencial y no le correponde a él juzgarlo, aunque cree que "es necesaria una actitud muy contundente y que deje poco margen de duda" que, según ha dicho, pasa "por dar un paso al lado, al menos".