Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presidente del PP de Vizcaya dice que ya hay datos suficientes para tomar medidas contra el gerente por sus actuaciones

Subraya que se ha usado dinero del partido para "fines ajenos a lo que debía haber sido", lo que lo convierte en "gastos personales"
El presidente del PP de Vizcaya, Antón Damborena, ha afirmado que tras el paso de los auditores de 'Génova' hay ya "datos suficientes" para adoptar medidas contra el hasta ahora gerente, Arturo Aldecoa, por sus "actuaciones no correctas", que ha cuantificado entre 60.000 y 85.000 euros. "Un dinero usado para fines ajenos a lo que debía haber sido", ha indicado.
"Puedo entender que haga falta un asesor, pero eso lo deberemos decidir entre todos; o si hay que comprar libros.... Al final se convierten en gastos personales cuando se hacen sin dar cuenta a nadie y, además, nos crea una deuda", ha añadido.
En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Damborenea se ha referido a la decisión de la Dirección del partido de apartar de sus puestos, por "posibles gastos no justificados", al gerente del PP de Bizkaia, Arturo Aldecoa, y al contable, Gonzalo Pontes. Esta misma semana, un equipo del PP de Madrid ha estado en la sede del PP de Vizcaya, en Bilbao, para, junto con la gerencia del PP vasco, llevar a cabo una auditoría de las cuentas.
Tras afirmar que no se trata de un caso de corrupción, ha indicado que fue el pasado mes de enero cuando el PP vizcaíno pidió a la dirección en Génova que llevase a cabo una auditoría de la contabilidad.
Damborenea ha incidido en que se trata de un tema "interno" que se ha filtrado a la prensa porque "alguien ha intentado hacer daño al PP de Vizcaya desde dentro".
CREE QUE SE HA FILTRADO PARA HACER DAÑO AL PP
"Esto lo conocíamos desde hace meses muy pocas personas. Durante meses no ha salido nada, mientras se miraban las cosas, y cuando se empiezan a adoptar las primeras decisiones aparece en la prensa. No me cabe en la cabeza que alguien del partido quiera hacer daño, pero eso es lo que ha pasado, que alguien del partido lo ha filtrado para hacer daño", ha criticado.
En este contexto, ha incidido en que los auditores de Madrid tenían todos los datos previamente, ya que la contabilidad "está 'on line'", aunque han estado dos días en la sede de la formación en Bilbao mirando las facturas y "comprobando que algunas cosas estaban mal".
"Falta que hagan el informe, lo cuantifiquen, y a partir de ahí se podrán desarrollar las reclamaciones que haya que deducir", ha indicado, para añadir que tras el paso de los auditores se ha confirmado que "cuando pedimos la auditoría las irregularidades que vimos en las cuentas se han producido y nos toca tomar medidas".
En este sentido, ha reconocido que se trataría de irregularidades que afectan al año 2015 y "cantidades que están entre 60.000 y 85.000 euros", aunque resta conceder el trámite de audiencia al gerente y al contable "para que expliquen algunas cuentas y, a lo mejor, no es esa la cantidad" exacta.
"En cualquier caso, para nosotros es suficiente el saber que han actuado de forma no correcta con nuestras cuentas y ya tenemos datos suficientes para tomar decisiones", ha advertido, para añadir que "no necesito que me elaboren más informes".
PEDIRÁN A ALDECOA QUE DEJE EL ESCAÑO
Por lo que respecta a próximas medidas que asumirá el PP, el presidente vizcaíno ha reconocido que se le pedirá a Aldecoa que deje el escaño en Juntas Generales, aunque no pueden obligarle a hacerlo. "Si ha perdido nuestra confianza para temas internos de partido, tampoco la puede tener para representar a los ciudadanos", ha justificado.
No obstante, Damborenea ha reconocido que se trata de una cuestión que ha sorprendido "a todos" por ser Aldecoa una persona "austera que trabaja mucho". "Sorprende y duele porque lleva mucho tiempo, tiene muchos amigos dentro del partido, pero es lo que toca hacer", ha añadido.
De este modo, ha valorado que el pasado lunes se celebró una junta provincial en la que se explicaron a los asistentes los pasos que se habían dado. "La gente lo entendió perfectamente, aunque le dolió porque todos conocen a Arturo hace muchos años. Todo el mundo está dolido pero entiende que hay que hacer lo que hay que hacer", ha justificado.
Asimismo, ha incidido en que se trata de una cuestión que no tiene nada que ver con la compra de la sede sino con el hecho de que "en 2015 hemos detectado una serie de gastos que entendemos que no se corresponden con gastos que debíamos haber pagado y que, al financiarse con crédito, supone que tenemos unas deudas que no debíamos tener pero que hay que pagar". Por último, Damborenea ha resaltado que se siente respaldado por el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso.