Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional sin fianza para los últimos cinco detenidos en Mallorca vinculados a los 'Ángeles del Infierno'

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Palma, en funciones de guardia, ha acordado prisión provisional sin fianza para los últimos cinco detenidos en Mallorca, vinculados a la organización 'Ángeles del Infierno, imputados por los presuntos delitos de salud pública y pertenencia a organización criminal Así lo ha informado este jueves en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB).
La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Palma, en funciones de guardia, ha acordado prisión provisional sin fianza para los últimos cinco detenidos en Mallorca, vinculados a la organización 'Ángeles del Infierno, imputados por los presuntos delitos de salud pública y pertenencia a organización criminal
Así lo ha informado este jueves en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB).
Los cinco miembros de una célula que se dedicaban al tráfico de diversas sustancias estupefacientes, cuyo beneficio iba dirigido a la organización criminal internacional 'Ángeles del Infierno', fueron arrestados este martes, en el marco de la segunda fase de la 'Operación Casablanca'.
Según ha informado el Ministerio de Interior en un comunicado, la célula se dedicaba a facilitar para los 'Ángeles del Infierno' la introducción de cocaína procedente de Latinoamérica con destino a la Península. Una vez allí, se encargaban de que esta droga ilícita tuviera entrada en la isla de Mallorca e, incluso, parte de la misma tenía como destino algunos países de Centroeuropa.
Asimismo, la Guardia Civil, en el marco de la segunda fase de la Operación Casablanca, ha realizado un total de siete registros domiciliarios en Mallorca, cinco de ellos en Palma de Mallorca, uno en Sa Pobla (Inca) y otro más en un trastero en la capital balear.
Entre los registros realizados, hay que destacar el llevado a cabo en un trastero de Palma de Mallorca, que servía de laboratorio clandestino para la preparación y el almacenamiento de sustancias estupefacientes donde la Guardia Civil ha encontrado aproximadamente 900 gramos de cocaína, repartidos en bolsas de mediano tamaño, así como en dosificadores de tipo cilíndrico, preparados para su transporte a través de mulas.
Además, se han incautado alrededor de 30 dosis de los citados cilindros, dos planchas artesanales para la preparación de estos cilindros, unos 300 gramos de heroína, alrededor de 30 kilos de diversas sustancias químicas como lidocaína, cafeína, fenacetina, entre otras, para el corte y preparación de sustancias estupefacientes y también Varias básculas de pesaje de droga para la preparación de monodosis.
PRIMERA FASE DE LA 'OPERACIÓN CASABLANCA'
El pasado 23 de julio, en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Cuerpo Nacional de Policía, con la colaboración de Interpol, Europol, Eurojust y las autoridades alemanas, austriacas y holandesas, permitió localizar y detener en Mallorca al líder europeo de los 'Ángeles del Infierno' y desmantelar el entramado de blanqueo de la organización en España.
En aquella primera fase de la Operación Casablanca, 25 personas fueron detenidas en las Islas Baleares, a los que se les imputaban los delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión y amenazas, blanqueo de capitales, falsedad documental, estafa, prostitución, trata de seres humanos, detención ilegal, simulación de delito y robo, entre otros.
Además, se practicaron 31 registros en los que las que se incautaron armas de fuego, varias armas blancas, una defensa eléctrica, 10 automóviles, 4 motocicletas de alta gama, embarcaciones, cerca de 50.000 euros, numerosas joyas y diversas cantidades de cocaína, marihuana y anabolizantes.
Su máximo dirigente en Europa controlaba las actividades del grupo desde las Islas Baleares, donde era propietario de una finca valorada en 2,5 millones de euros y donde la organización también pretendía invertir para la construcción de un circuito de Fórmula 1.
La mayoría de los miembros de los 'Ángeles del Infierno' investigados en España contaban con antecedentes delictivos y mantenían un alto nivel de vida, con propiedades de gran valor económico a nombre de testaferros.