Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional y sin fianza para el hombre acusado de apuñalar a su expareja en Santa Pola (Alicante)

El juzgado de Instrucción número 2 de Elche (Alicante) ha decretado este sábado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre detenido este viernes tras, presuntamente, apuñalar a su expareja en una céntrica calle de Santa Pola.
Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, tras la declaración del arrestado el juez ha decretado su ingreso en prisión y ha abierto una causa por supuesto delito de homicidio en grado de tentativa. No obstante, se inhibirá en favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer, competente para instruir esta causa por su materia.
La Policía Local de Santa Pola (Alicante) detuvo este viernes a un hombre de 55 años como presunto autor del apuñalamiento de una mujer, de 45, con la que supuestamente habría mantenido una relación de pareja, cuando ella se encontraba en una calle del centro de la localidad, según informó el Ayuntamiento.
La víctima, que presentaba heridas de arma blanca en brazo y abdomen, ingresó en el Hospital General de Elche en estado es grave funcional, según confirmaron fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).
El suceso se produjo poco antes de las 11.00 horas del viernes, cuando la mujer se encontraba en el cruce de la calle San Antonio y Mayor y fue presuntamente apuñalada por el arrestado. La víctima fue auxiliada en primera instancia por un ciudadano que la trasladó en su propio vehículo hasta un centro sanitario, donde le atendieron de las heridas que presentaba y posteriormente fue remitida al hospital por una SAMU.
Tras cometer la agresión, el varón huyó del lugar, aunque el dispositivo puesto en marcha por la Policía Local y Guardia Civil permitió que una patrulla municipal le detuviera apenas una hora después del suceso en el interior de un parque de la localidad donde se escondía.