Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Procesan al exalcalde de Almonte (Huelva) y ediles por presunta prevaricación en la compra del campo de golf

El titular del Jugado de Instrucción número 3 de la Palma del Condado (Huelva) ha ordenado el procesamiento del exalcalde socialista de Almonte Francisco Bella y de concejales de su equipo de gobierno por los presuntos delitos de prevaricación y fraude en la contratación pública en la compra del campo de golf de Matalascañas en 2009, así como a antiguos socios del espacio.
Según reza en el auto judicial, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez ha descartado el delito de malversación de fondos públicos, no obstante por la posible comisión de los otros dos delitos el juzgado ha ordenado la continuación de la tramitación de las presentes diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado.
A su vez, el juez descarta la declaración como imputados del secretario e interventor del Ayuntamiento almonteño al considerar que su actuación "fue meramente accesoria".
De las investigaciones realizadas, el juez asegura en el auto que "se puede llegar a la conclusión de que los imputados por prevaricación --exalcalde y concejales-- se habrían valido de su condición para adoptar una decisión arbitraria, es decir adquirir para el consistorio municipal una empresa deficitaria entregando a cambio bienes inmuebles y una cantidad dineraria que superaba los dos tercios el valor real de la entidad, sin seguir la tramitación prevista por la legislación". A su vez, señala que esta actuación "le habría generado al resto de imputados un beneficio económico, resultando perjudicado el Ayuntamiento".
Cabe recordar que en abril de 2012 este juzgado admitió a trámite la denuncia que interpuso a principios de marzo el Ayuntamiento de Almonte, gobernado por el PP, contra el anterior equipo de gobierno por presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude en la contratación por la compra en el año 2009 del campo de golf de Matalascañas por 7,5 millones de euros, "a pesar de que el valor real de las instalaciones deportivas no superaba los tres millones", según alegó el propio Consistorio.
El Ayuntamiento presentó esta denuncia en relación al acuerdo de pleno de 8 de abril de 2009, de permuta de parcelas y adquisición de participaciones sociales de Exclusivas Doñana S.L., adoptados "al margen del procedimiento legalmente establecido y en cumplimiento del protocolo suscrito en noviembre de 2008 con el Ayuntamiento de Almonte", según informó el propio Ayuntamiento almonteño.