Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig reclama al Gobierno o a anteriores gestores de la Generalitat el pago de la multa por manipular el déficit

Rechaza más recortes alegando que la situación del Estado del bienestar es "raquítica"
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha defendido ante una representante de la Comisión Europea en España que los valencianos no van a pagar la multa de casi 19 millones de euros por la manipulación del déficit de la Comunidad: "Lo tendrían que pagar los anteriores gestores o el Gobierno de España", ha aseverado.
Así lo ha señalado Puig en declaraciones a los periodistas en Madrid, donde se ha reunido con la directora de representación de la Comisión Europea en España, Aránzazu Beristain, para trasmitirle normalidad pese a los recientes casos de corrupción que afectan a la Comunidad valenciana.
Puig ha subrayado la "mala gestión" del Gobierno anterior en la Generalitat valenciana y ha recordado que a su Comunidad se la está "mirando con lupa" desde la Unión Europea debido a la falsificación de las estadísticas del déficit de la autonomía.
NO MÁS RECORTES
Asimismo, en esta reunión se ha abordado el desvío del déficit de España así como a las posibles determinaciones que quieren tomar desde la Unión Europea. En este sentido, Puig ha desvinculado dicho desvío del déficit del gasto de las comunidades autónomas ya que, según ha afirmado, las comunidades "están gastando por debajo de la media nacional".
A pesar de que ve "evidente" que hay un problema de incumplimiento por parte de España, ha rechazado que puedan acometerse más recortes: "Creemos que en ningún caso se puede hacer ningún recorte más, porque hemos llegado a una situación raquítica del Estado del bienestar", ha aseverado.
El presidente valenciano ha acudido a la sede de la Comisión Europea en Madrid para solucionar el "conflicto" que existe entre esta institución y su comunidad autónoma después de que el anterior Ejecutivo regionales les situara "al margen de una relación institucional normalizada" con la Unión Europea.
"Lo que queremos es normalizar la relación de la Comunidad valenciana con la Comisión y con todas las instituciones", ha dicho Puig, destacando que dicha región "no tiene nada que ver con la corrupción masiva" así como sus posibilidades de inversión.