Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig pide una nueva reunión con Montoro para tratar la multa de la CE, el plan de control del déficit y el FLA

El pleno del Consell prevé aprobar el miércoles el recurso al TS a la decisión del Consejo de Ministros de repercutir la multa a la Comunitat
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha solicitado este lunes una nueva reunión, tras la mantenida el pasado mes de noviembre, con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para abordar cuestiones como el pago o no de intereses por el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) o la repercusión al Ejecutivo valenciano de la multa de 19 millones impuesta a España por la Comisión Europea (CE) por las facturas en el cajón de Sanidad.
Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de Presidencia, que han explicado que la petición se le ha realizado esta misma tarde al jefe de gabinete de Montoro y por el momento no hay fecha para el encuentro.
Además del FLA y la multa de Bruselas, el presidente quiere información de primera mano por parte del ministro acerca del plan para controlar el déficit de las comunidades autónomas que ha anunciado este fin de semana el ministro de Economía, Luis de Guindos.
Por otra parte, el pleno del Consell de este miércoles abordará la propuesta de llevar ante el Tribunal Supremo (TS) la decisión del Consejo de Ministros de repercutir a la Administración autonómica la multa europea por falseamiento de las estadísticas de déficit entre 2008 y 2011.
El propio presidente ha manifestado respecto a esta multa en algunas de sus intervenciones que los valencianos son "claramente quienes no han de pagarla", sino que deberán hacerlo los responsables de "la falta de vigilancia del Gobierno" central y los anteriores gestores de la Generalitat "que no hicieron lo necesario", calificando de "deslealtad profunda" hacia la Comunitat la decisión del Consejo de Ministros de un gobierno en funciones.