Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig sobre la coalición al Senado: "No voy a decidir no dar un paso porque tenga miedo a que sea que no"

El secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha señalado este jueves sobre su propuesta de concurrir al Senado en coalición con Podemos y Compromís que lo que no va "a hacer nunca es decidir no dar un paso" porque tenga "miedo a que sea que no". "Yo voy a defender siempre el interés general de los valencianos, en este caso puede salir o no salir", ha destacado Puig, quien ha precisado que el plazo para que los tres partidos puedan ir en coalición a la Cámara Alta concluye este viernes.
El socialista se ha manifestado en estos términos a preguntas de los periodistas en los pasillos de las Corts, donde ha indicado que "no hay ninguna novedad" respecto a la propuesta aprobada por la federación valenciana y apoyada por más de 200 alcaldes de la Comunitat Valenciana sobre la posibilidad de concurrir al Senado en coalición con Podemos y Compromís, que deberá pasar por el Comité Federal del PSOE.
"Queremos poner encima de la mesa que el Senado es la cámara territorial y tiene que orientarse a lo que es, lo que los socialistas reclamábamos en la Declaración de Granada, una cámara de carácter federal, y ese objetivo se traslada a través de las mayorías parlamentarias que hay en cada parlamento autonómico", ha explicado Puig, quien ha añadido que se trata de una "posición política".
En este sentido, ha destacado que entiende que "haya muchas resistencias en muchos ámbitos de las élites centralistas", ya que algunas "piensan que el estado de las autonomías han ido demasiado lejos, pero eso no tiene que ver con el PSOE", ha subrayado.
Preguntado por la decisión que deberá tomar el Comité Federal de su partido respecto a esta posible coalición, Puig ha indicado que acatará "las decisiones que se tomen con las legitimidades correspondientes", aunque ha asegurado que ésta es "una cuestión que el pueblo valenciano tiene derecho a poner encima de la mesa". "En el caso del PSOE o Podemos o partidos con ámbito territorial superior, tienen la capacidad de decisión los órganos federales", ha aseverado el presidente valenciano, quien ha defendido no haber planteado esta posición "como un pulso o enfrentamiento".
"Es una posición política que creo que sería buena para la Comunitat Valenciana y para el PSOE, pero mi opinión es una más, que no es la mía -ha precisado--, es la de la ejecutiva valenciana por unanimidad y por un amplio espectro de personas de esta comunidad", ha incidido.
"NO HE VENIDO AQUÍ A SER COBARDE"
En esta misma línea, Puig ha apuntado a la necesidad de "hablar y tener posiciones y defenderlas, y en ese sentido, ha dicho, "no tengo ningún problema en hablar y en aceptar las mayorías. Lo que no sería democrático --ha continuado-- es no plantear mi posición, eso sería cobardía y yo no he venido aquí a ser cobarde, ni en esto ni en nada", ha aseverado.
"Cada uno ha de defender su posición, yo explico la mía", ha subrayado el socialista, quien ha asegurado "entender" al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. "Me pongo en su lugar, pero creo sinceramente que lo que se está jugando es muy importante. El Senado puede bloquear cualquier presupuesto; marca el techo de gasto y el déficit", ha destacado Puig, quien ha destacado la necesidad de llevar al senado cuestiones como la "infrafinanciación" o la deuda histórica.
"Si quien tiene que tomar la decisión -respecto a una coalición al Senado-- tiene otro planteamiento, pues efectivamente será otro planteamiento. Lo que no voy a hacer nunca es decidir no dar un paso porque tengo miedo a que sea que no", ha manifestado.
Asimismo, preguntado por si "se siente solo" dentro del PSOE por esta propuesta, ha afirmado: "Qué va, estoy encantado, estoy acompañado de muchísima gente". "No quiero que esto se plantee como un problema interno del PSOE porque no lo es, trasciende esta cuestión", ha apostillado Puig, quien ha recibido el "apoyo incondicional" de la consellera de Sanidad y miembro de la Ejecutiva del PSOE, Carmen Montón, que se ha manifestado respecto a esta posible coalición en los pasillos de las Corts.