Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig pide "voluntad de diálogo" para un gobierno "transversal" y rechaza un "juego de tronos" con las alcaldías

El 'president' de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha pedido "voluntad de diálogo" a los partidos políticos para lograr un gobierno "con cierta transversalidad" ante la "cierta urgencia que tiene este país". Además, sobre la posible retirada de apoyos del PSOE a las alcaldías que ostentan Podemos y sus confluencias ha rechazado que se produzca "un juego de tronos" ni de "cromos" y ha destacado la normalidad con la que estos gobiernos locales están actuando en la Comunidad.
Así lo ha señalado este lunes Puig en la presentación del Programa Operativo Fondo Social Europeo ante las preguntas de los medios por las políticas de pactos de su partido para la consecución de un gobierno en España.
El 'president' ha apuntado que los líderes políticos deben actuar "desde la humildad y la voluntad de diálogo" y "desde una cierta urgencia que tiene este país de tener un gobierno". Además, ha destacado que "la aritmética no facilita un gobierno de izquierdas o de derechas", sino que se necesita "una cierta transversalidad".
Puig ha sostenido que cuando planteó esta tesis hace dos meses parecía que "algunos no tuviéramos interés en que hubiera un gobierno determinado" pero ha citado al cantautor Joan Manuel Serrat para decir que "no es triste la verdad, lo que no tiene es remedio". Asimismo, ha opinado que "hay condiciones para tener un gobierno lo más progresista posible".
Inquirido por la posibilidad de que su formación se siente a negociar en la misma mesa con las fuerzas de izquierda y Ciudadanos (C'S), ha asegurado que "la manera de sentarse no puede dividirnos" y "lo que hay que hacer es hablar".
"NO PUEDE SER UN CAMBIO DE CROMOS"
En cuanto a la posibilidad de que el PSOE retire sus apoyos a las alcaldías que ostenta Podemos y sus confluencias, Puig ha señalado que "hay que tener mucho respeto a lo que han decidido los ciudadanos y a las instituciones" y ha añadido que "no estamos en un juego de tronos o de sillas" sino que "estamos hablando de la gobernabilidad de las ciudades" y se debe tener en cuenta "el interés general".
"Si hay un desgobierno en una ciudad habrá que tomar unas medidas determinadas pero si no lo hay, es evidente que hay que actuar con normalidad y los gobiernos de estas características en la Comunitat Valenciana están funcionando bien" pero "esto no puede ser un cambio de cromos", ha finalizado.