Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La financiación del 1-O desata los reproches entre el Ejecutivo y la Generalitat

La última medida anunciada por el gobierno de Rajoy para evitar el referéndum en Cataluña previsto para el 1 de octubre ha tenido contestación por parte de Puigdemont. Lo ha hecho con una cadena de tuits en los que el presidente de la Generalitat ha estallado contra la intervención de las cuentas para evitar desvíos que financien el referéndum. Pide en estos mensajes que el ejecutivo español devuelva a los catalanes el dinero invertido dice en la guerra sucia, en pagar informes falsos o en rescatar bancos.  Todo el mismo sábado en el que el BOE recoge ya la fecha de entrega, el próximo viernes 28 de julio, del primer informe semanal, que no mensual como hasta ahora, de las cuentas catalanas por orden del gobierno central, después de encontrar un desfase previo, apunta el boletín, de 6.150 euros, cantidad criticada con más ironía desde la Generalitat.