Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont tomará medidas sobre el exdirector de Infraestructures.cat si se prueban irregularidades

Iceta y Rabell dicen que el Govern sigue la estela de Mas sobre Rosell y sobre la ATLL
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha comprometido este miércoles a tomar medidas sobre el ya exdirector de Infraestructures.cat Josep Antoni Rosell si se demuestra que ha cometido alguna irregularidad en la concesión de contratos públicos, en las investigaciones del denominado caso del 3%.
"Cuando haya algún motivo que nos haga pensar que el señor Rosell no debe ser objeto de encargos por parte del Govern, tomaremos alguna decisión, pero de momento no es así", ha dicho en el pleno del Parlament después de que Miquel Iceta (PSC) y Lluís Rabell (SíQueEsPot) le hayan criticado por mantener al investigado en la empresa pública.
Puigdemont ha apelado a la presunción de inocencia y ha dicho que Rosell "no está desarrollando ninguna función directiva ni participa en la toma de decisiones", sino que se encarga de un proyecto de actuaciones internacionales.
"En el momento en que haya luz sobre los escándalos investigados que nos inviten a tomar alguna decisión, este Govern no tardará ni dos minutos en tomar decisiones, si las debe tomar", pero de momento no se ha producido ninguna señal en este sentido, ha añadido.
Iceta y Rabell han acusado al nuevo Govern de seguir la estela del expresidente de la Generalitat Artur Mas por no apartar a Rosell de la empresa pública y por mantener su "estrategia" en la gestión de Aigües Ter-Llobregat (ATLL), algo que Puigdemont ha negado.
REVERTIR SI HACE FALTA
"No tenemos las manos atadas. Si hay que revertir alguna cosa, lo haremos y si en el futuro hay nombramientos que no deben estar, no lo estarán", ha dicho, y ha defendido que el Govern ha sido escrupuloso con la gestión de la ATLL.
Ha recordado que fue el propio Ejecutivo catalán el que acudió a la Agencia Tributaria cuando detectó anomalías en la ATLL en la pasada legislatura, una actuación preventiva que se ha repetido recientemente: "Estamos estudiando todos los informes económicos, jurídicos y administrativos y tomaremos decisiones, las que tengan que ser".
Tanto Iceta como Rabell le han reclamado transparencia y Puigdemont se ha comprometido a actuar en base a este criterio: "Me piden garantías y yo se las doy todas. Yo y este Govern garantizaremos la máxima transparencia".