Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont: "El fracaso de la política española desconcierta a Europa"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este domingo que el fracaso de la política española desconcierta a Europa, y ha lamentado la incapacidad de los partidos, en los que han primado más los intereses personales y de partido que tomar nota de los pactos que se alcanzaron en Cataluña, según él.
Lo ha dicho atención a la prensa en una visita al puerto de Gant, tras reunirse con el presidente del Parlamento de Bélgica, Siegried Bracke, donde ha insistido en que si la política española no puede evitar unas elecciones no habrá sido por un error de los ciudadanos, sino por la "incapacidad" del sistema político español de encontrar respuestas políticas, ha informado la Generalitat en un comunicado.
Preguntado sobre los efectos que puede tener en Cataluña un eventual cambio en el Gobierno central, Puigdemont ha señalado que si el próximo presidente es una persona distinta al presidente en funciones actual, Mariano Rajoy, quizá se descubrirá que el conflicto entre Cataluña y el resto de España no es "un problema de una persona o de un partido".
Ha insistido en que el sistema político español no tiene voluntad de encontrar una respuesta política a la situación de Cataluña, y ha expresado que con el caso catalán se ha producido la misma "incapacidad" para gestionar las complejidades del conflicto.
El presidente ha aseverado que si finalmente viene un Gobierno "más dialogante" en la resolución del proceso soberanista, con herramientas democrática y no judiciales, el Govern lo aprovechará, según él.
Puigdemont ha estado acompañado del conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, y del representante permanente de la Generalitat ante la UE, Amadeu Altafaj.