Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Qaeda exige que se cumplan sus exigencias para liberar a los dos españoles

Según la nota, de la que se hace eco el canal emiratí Al Arabiya, la liberación de la cooperante española Alicia Gámez, el pasado lunes, se produjo después de que ésta se hubiera convertido al islam y se hubiera cambiado el nombre por el de "Aixa". La página web del canal televisivo reproduce, asimismo, una fotografía en la que aparecen Alicia Gámez junto a los otros dos españoles que permanecen secuestrados, Roque Pascual y Albert Vilalta. La fotografía también ha sido publicada por el periódico El País, que también publica un vídeo en su página web en el que se ve a Pascual y a Villalta caminando por el desierto rodeados de hombres armados. El vídeo, asegura Al Qaeda, fue rodado hace pocos días. 
 
En la nota, se insta al pueblo español a que presione a su Gobierno para la liberación de Roque Pascual y Albert Vilalta, que fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre junto a Alicia Gámez, liberada el pasado lunes. La red terrorista también hace responsable al Ejecutivo español de la vida de los dos rehenes, según la página web de esta televisión.
Además, conforme a ese texto, la liberación de la cooperante española se produjo después de que ésta se hubiera convertido al islam y se hubiera cambiado el nombre por el de "Aixa".
"Se llevó a cabo la liberación de la rehén Gámez después de que anunciara su conversión al islam por propia voluntad y deseo", asegura la nota, parcialmente reproducida por este canal emiratí.
La página web del canal televisivo muestra, asimismo, una fotografía en la que aparecen Alicia Gámez -con la cara pixelada- junto a los otros dos españoles que permanecen secuestrados.
En la foto los rehenes están sentados en el suelo y a sus espaldas, de pie, se puede ver a tres personas con los rostros cubiertos y portando armas automáticas.
En el fondo se puede ver un cartel negro en el que sólo se pueden leer algunas palabras, que parecen ser la profesión de fe del islam y el comienzo del nombre del grupo terrorista.
Los tres cooperantes de la ONG Barcelona Acció Solidària Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre por Al Qaeda en el Magreb Islámico, cuando participaban en una caravana solidaria.
Gámez fue liberada el pasado lunes 8 por la noche sin que se hubiera pagado ningún rescate, según el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, y ya se encuentra en Barcelona, donde aseguró que sus compañeros se encontraban bien.