Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quiroga destaca que las víctimas son "el punto de partida para construir la democracia en Euskadi" que está por madurar

Mari Mar Blanco ve "vergonzante" que el PNV actúe "de salvaguarda de quienes tanto daño han causado"
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha sostenido que las víctimas de ETA son el "punto de partida para la construcción de la democracia en Euskadi", la cual "solo puede crecer y madurar en la verdad".
Quiroga ha realizado estas declaraciones en un acto de homenaje a víctimas de ETA y al ex dirigente del PP en Guipúzcoa y concejal del partido en San Sebastián, Gregorio Ordóñez, asesinado el 23 de enero de hace 19 años por la banda terrorista, celebrado en el Palacio de Congresos Kursaal donostiarra.
A la cita han acudido numerosos dirigentes, cargos y simpatizantes populares, como Borja Sémper o Iñaki Oyarzabal, y en el que se han proyectado varios vídeos dedicados a las víctimas y uno en especial a Ordóñez.
La líder de los populares vascos ha lamentado la "injusticia" de los asesinatos de los terroristas de ETA a "inocentes por nada y para nada" y se ha mostrado orgullosa de estar en un partido de hombres y mujeres de "una dignidad desbordante" y que se ha agarrado "nada más que a la Ley para aguantar, resistir y representar a parte de los vascos y sobre ponerse a la pesadilla demasiado real y cruel" de la banda terrorista.
Además, ha indicado que, si se ha llegado al momento actual sin violencia de ETA, ha sido gracias a los miembros del PP vasco que han estado "aguantando y dando la cara" desde el compromiso con la paz y la libertad. Por ello, cree que sólo desde la "mezquindad" se puede poner en cuestión la trayectoria de sus integrantes. "Nadie puede venir a darnos lecciones de ningún tipo ni reprocharnos nada sobre nuestro compromiso", ha defendido.
En este sentido, ha destacado que "el miedo no pudo con nosotros, ¿cómo va a poder ahora?", se ha preguntado y ha apelado al "coraje" para que la sociedad vasca avance. La dirigente del PP ha pedido un "emocionado recuerdo y un fuerte aplauso" para las víctimas de ETA y ha mantenido que éstas, "no solo necesitan reconocimiento, sino que las instituciones y la sociedad tracen una línea clara entre ellas y sus asesinos" porque "no hay nada más injusto" que ese "algo habrán hecho tan lamentable".
"Sois punto de partida para la construcción de la democracia en Euskadi", ha señalado a las víctimas del terrorismo y ha asegurado que "la democracia solo puede crecer y madurar en la verdad". Asimismo, ha aseverado que ETA se disolverá "como un azucarillo, sin nada a cambio", y ha pedido responsabilidad política para "no enredarse" en cuestiones que desvíen del objetivo de la sociedad vasca de vivir en paz y libertad.
RESPONSABILIDAD "DILUIDA"
También ha criticado el "cinismo" de quienes pretendan jugar con el deseo de la sociedad vasca por vivir en paz en beneficio de proyectos políticos. "Son los que más daño han hecho a esta sociedad los que exigen ahora inmediatez", ha señalado.
A su juicio, eso deja al descubierto que "no es por ansiedad democrática, sino por difuminar su pasado, su derrota y el enorme daño causado en esta sociedad", ya que cuanto más rápido sea el proceso "más diluida queda su responsabilidad".
Además, ha indicado que "es urgente la inmediata exposición a la verdad de la izquierda abertzale y ETA, el reconocimiento del daño causado y asentar la verdad" en un lenguaje "que se entienda claramente", así como "empujar" a la banda terrorista a su disolución "definitiva" desde la unión de los partidos democráticos, sin "dejarse engañar" y poner "al servicio de la ciudadanía" su final.
La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, ha indicado que, con cada homenaje a las víctimas, se contribuye a mantener viva su memoria, a hacer un llamamiento a la paz y a la libertad y a deslegitimar la violencia y el terrorismo.
Además, ha destacado que este acto supone una foto "digna" y de "unidad" frente a la "indigna y repugnante" ofrecida en Durango con el acto de los expresos de ETA, "unos terroristas que han perdido y no han conseguido doblegar al Estado de Derecho y no han logrado ningún objetivo político ni lo harán pese al sufrimiento causado".
También ha destacado que ETA ya no mata porque "ha sido derrotada por el Estado de derecho", aunque "siguen anclados en el totalitarismo y sectarismo más radical".
Asimismo, ha asegurado que "sólo van a recibir exigencias de disolución, de perdón y de reconocimiento del daño causado" porque los terroristas de ETA no pueden "imponer una memoria falsa de lo ocurrido".
"Un falso relato no haría más que ahondar en el dolor y la impotencia de las víctimas al ver frustrada su aspiración a un final justo", ha indicado, para añadir que en el final del terrorismo debe prevalecer que ETA ha sido "derrotada".
"VERGONZANTE" PNV
"Nunca aceptaremos que ETA intente imponer una lectura falsa de lo que ha sucedido en tantos años el relato de la lucha contra la banda terrorista lo escribirán los demócratas con las víctimas del terrorismo", ha sostenido, y ha arremetido contra la "vergonzante" la actitud del PNV de "salvaguarda de quienes tanto daño han causado". Asimismo, ha advertido a ETA que el único horizonte que tiene es su disolución y la entrega de sus armas.
Finalmente, ha pedido al Gobierno central del PP que continúe con su política de "firmeza" contra ETA porque "contundencia en las palabras y eficacia en los hechos es lo que necesitan las víctimas".
También ha apelado a la "unidad" de los demócratas y ha lamentado que las víctimas del terrorismo viven "momentos duros" ante la excarcelación de presos de ETA, pero "no van a conseguir" la rendición de sus víctimas porque "no están solas en su reivindicación de dignidad, memoria y justicia".
La viuda del asesinado por ETA Ramón Baglietto y miembro del PP, Pilar Elías, ha destacado que, "por fin hoy, ETA no mata y vamos ganando al terrorismo", pero "no se puede olvidar lo ocurrido" y el PP, desde luego, "no lo ha permitido". "Debemos contar la verdad para que nunca nadie más vuelva a sufrir la mitad de lo que yo y otros han sufrido por parte de unos terroristas contra todo aquel que no pensaba como ellos", ha sostenido.
Asimismo, ha indicado que los terroristas de ETA "no son vascos" y "no llegan ni a la suela del zapato de vascos" de ella y su marido, porque ser vascos es "respetar la diferencia". "Los vascos tenemos ahora la obligación de obligar a ETA que nos deje en paz para siempre", ha aseverado.
En esa tarea ha pedido estar "unidos, juntos, sin divisiones" para hacer que los terroristas "reconozcan el daño causado y pidan perdón no sólo a las víctimas, sino a toda la sociedad vasca".
El que fuera presidente de Alianza Popular en Bizkaia Antonio Merino ha destacado que "nunca será posible explicar lo sangrante que sigue siendo el dolor de los asesinatos" de ETA y ha lamentado que la sociedad se portara "de modo indecente" en los 80, 'años de plomo' de la banda terrorista.
"DIVISIÓN" VÍCTIMAS
El que fuera dirigente de UCD en Álava Alfredo Marco Tabar ha confesado no estar "a gusto" en este acto porque no le cuesta recordar aquellos tiempos y porque "se celebra en un ambiente un tanto de división entre las propias víctimas, entre las asociaciones y de alguna asociación también con su matriz del PP".
A ello ha añadido su "intenso cabreo" por la "desconfianza que se trasmite sobre la labor del Gobierno en un punto tan delicado como el terrorismo" con "acusaciones falsas" por parte de asociaciones que pretenden "empañar la acción del PP".
La concejal del PP en San Sebastián María José Usandizaga se ha mostrado orgullosa de su partido y "plenamente identificada" con él, "especialmente en estos momentos de confusión y personalismos" y ha recordado a Ordóñez como un "referente" de toda su actividad política.