Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy respeta que el Congreso vaya al TC por el control al gobierno pero cree que no es el principal problema de España

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido este martes en que un Ejecutivo en funciones no debe ser controlado por una Cámara que no le ha dado la confianza y, aunque ha admitido que el Congreso está "en su perfecto derecho" a llevar el asunto ante el Tribunal Constitucional, ha opinado que ese no es el principal problema de España.
"El principal problema de España es formar Gobierno y no estar con estas disquisiciones en las que por desgracia se está", ha dicho en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.
Rajoy ha confirmado que, tal como solicitó este lunes el Gobierno, él sí va a comparecer --seguramente la semana que viene-- ante el Pleno para informar del Consejo Europeo del 14 de marzo. A su juicio, esa comparecencia "informativa" sí es aconsejable porque es una circunstancia extraordinaria, especialmente teniendo en cuenta que fue al Consejo con un mandato del propio Parlamento.
Sin embargo, ha defendido que esa petición suya no es "una rectificación" de las posiciones del Gobierno, distinguiendo así esta comparecencia de la labor de control ordinaria al Ejecutivo. "Entendemos que nuestra posición en materia de control al Gobierno es sensata, razonable y avalada", ha recalcado.
En este punto, ha recordado los precedentes de Andalucía y Cataluña, donde tras las últimas elecciones los gobiernos estuvieron mucho tiempo en funciones y no fueron controlados por las cámaras recién elegidas.
También ha negado que haya una rectificación en el hecho de que vaya a comparecer él personalmente y no un secretario de Estado. Según ha dicho, la idea era que el secretario de Estado de Asuntos Europeos informase antes, como así sucedió, en una sesión en la que "se aprobó una especie de declaración que era un mandato" para el Gobierno en el Consejo.
A LÓPEZ, "MUCHA SUERTE" Y "QUE SEA NEUTRAL"
Preguntado por la actuación del socialista Patxi López, en su papel de presidente del Congreso, le ha deseado "mucha suerte", "que lo haga bien y que sea neutral".
Con todo, ha evitado criticarle --como sí han hecho otros dirigentes del PP-- afirmando que esta primera parte de su mandato "ha sido distinta", y no ha sido fácil, con un Gobierno en funciones desde hace tres meses y una sesión de investidura fallida. "Todo es nuevo y eso genera algunas dificultades", ha concedido.