Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy avisa a Sánchez de que no puede volver a plantear "vetos" al PP tras las nuevas elecciones

Confiesa que se siente con fuerza y dice que hará una campaña "en positivo", sin entrar en "peleas ni en salidas de tono"
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, de que no se puede "volver a repetir" lo que ha ocurrido estos meses al excluir al PP, ya que, según ha recalcado, "los vetos son malos para la democracia". Por eso, ha confiado en que tras la cita con las urnas llegue al PSOE el "sentido común" y se actúe con "un poco de cordura".
Así se ha pronunciado durante los actos que se organizan en la Real Casa de Correos -sede del Gobierno regional madrileño-- con motivo del Día de la Comunidad de Madrid al ser preguntado por las declaraciones de Pedro Sánchez ante el Comité Federal del PSOE rechazando una coalición con el Partido Popular sea cuál sea el resultado en las elecciones del 26 de junio.
Rajoy ha señalado que él no quería "entrar a discutir" en lo que dijo o no Sánchez ante la plana mayor del PSOE ni tampoco iba a entrar en hablar sobre posibles pactos postelectorales, ya que, según ha afirmado, "ahora" lo que quiere es "pactar con los españoles", que son los que luego decidirán con su voto cómo queda confirmado el Parlamento.
"ESPERO QUE AHORA LLEGUE EL SENTIDO COMÚN"
Eso sí, ha resaltado que "lo que ha ocurrido estos cuatro meses no se puede volver a repetir". "Los vetos son malos para la democracia y nuestro partido ha sido vetado porque no se ha querido hablar con una fuerza que representa a más de siente millones de españoles. Yo espero que ahora llegue el sentido común y todo el mundo actúe con un poco de cordura", ha abundado.
A su entender, la recuperación económica "está ahí" y lo único que puede "estropearla" es que se "hagan cosas" que no sean las "más académicas dentro de lo que es la vida política normal". Su objetivo para los próximos cuatro años "seguirá siendo" el crecimiento económico y la creación de empleo, según ha confirmado.
En este sentido, Rajoy ha afirmado que él apuesta por un Gobierno "moderado" que cuente con apoyo en la Cámara Baja para ofrecer "estabilidad, seguridad y certidumbre" y llevar a cabo las reformas que necesita el país. "Y desde luego, los vetos no contribuyen a nada, ni en política ni en ninguna faceta de la vida", ha enfatizado.
MEJOR AMBIENTE PARA EL PP
Después, en una charla informal con periodistas, se le ha preguntado si dará prioridad a pactar con el PSOE y ha respondido que será lo que sume. De hecho, y tras el pacto que sellaron en febrero los socialistas y Ciudadanos, ha ironizando al asegurar que hay que saber sumar.
En cualquier caso, se ha mostrado optimista en cuanto a los resultados que puede lograr el PP el día 26 de junio porque, a su juicio, ahora hay mejor clima y ambiente para el PP y la militancia de su partido está animada. Además, ha confesado que se siente con fuerza y animado para afrontar la carrera electoral.
En cuanto al calendario electoral, cree que las cosas irán más rápido en esta ocasión, según ha desvelado a los periodistas. Así, estima que si las nuevas Cortes Generales que surgirán de las elecciones del 26 de junio se constituirán en torno al 20 de julio, lo sensato es que para el 31 de julio ya esté investido el presidente del Gobierno de la XII legislatura.
UNA CAMPAÑA SIN ENTRAR EN PELEAS
Un día antes de que se convoquen oficialmente las elecciones del 26 de junio, Rajoy ha asegurado que espera que sea una "campaña tranquila" y "sensata". "Yo desde luego voy a hacer una campaña en positivo y no voy a entrar en discusiones, peleas y muchos menos en salidas de todo. Ojalá todo el mundo lo haga así", ha apostillado.
Tras asegurar que en esas semanas antes de las elecciones se dedicará a explicar a la gente qué se debe hacer en España en los próximos cuatro años, ha subrayado que él considera que hay "dos cosas que son capitales": la primera, que haya un Gobierno que pueda tener una mayoría en las Cortes. "Trabajaré para un Gobierno moderado, sensato y que cuente con una mayoría", ha agregado.
En segundo lugar, ha señalado que su prioridad para los próximos cuatro años "seguirá siendo" el crecimiento económico, la creación de empleo y que la recuperación "ya llegue al conjunto de los españoles". En este punto, ha recordado que la EPA del primer trimestre ya recoge que hay 575.000 españoles más trabajando y es "un dato muy positivo".
Igualmente, ha destacado que han aprobado las previsiones para los próximos cuatro años y si se hacen "las cosas bien" a finales de 2019 habrá 20 millones de personas trabajando, lo que supondría una creación de empleo de 500.000 cada años. "Ése es el gran reto y para eso no hay que cambiar la política económica sino perseverar en lo hecho", ha manifestado, para añadir que si actúan "con sensatez, mesura y sentido común" lo van a "conseguir".
Finalmente, Rajoy ha aprovechado para felicitar a todos los madrileños por el Día de la Comunidad de Madrid. "Para mi ha sido un gusto y un honor estar aquí. Soy además diputado por Madrid", ha afirmado, tras recordar que como gallego fue "muchos años" cabeza de cartel por Pontevedra.