Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy exige a Zapatero que opine sobre la "brutal" campaña contra el Supremo

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, durante su intervención en un acto de entrega de carnés a afiliados en Toledo. EFEtelecinco.es
El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha exigido hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "dé la cara" y opine sobre la "brutal y antidemocrática" campaña que, a su juicio, se está llevando a cabo contra el Tribunal Supremo.
En su intervención ante la Junta Directiva del Partido Popular de Navarra, reunida hoy en Pamplona, Rajoy ha aludido a las causas abiertas en el Supremo contra el juez Baltasar Garzón y ha subrayado que todos los españoles "son iguales ante la ley" y nadie puede tener "patente de corso".
Sin embargo, ha afirmado, se asiste en España a una "brutal" campaña en contra del Tribunal Supremo y el Poder Judicial para que "no se juzgue a una persona" y, de triunfar esta pretensión, ha dicho, "la ley no sería igual para todos" y "el daño a la Justicia sería irreparable".
"Lo que está en juego es la Justicia, su independencia, su libertad", ha declarado Rajoy, quien ha resaltado que el PP apoyará siempre al Supremo "cualquiera que sea su decisión" en relación al juez Garzón.
Rodríguez Zapatero, ha destacado el líder de la oposición, "no puede seguir callado" mientras "se organizan manifestaciones y presiones antidemocráticas" y por ello le ha exigido que explique "si cree en la división de poderes" y si "le parece bien o mal esta brutal campaña", en la que "de forma bochornosa están participando miembros del Partido Socialista".
Rajoy ha centrado además gran parte de su intervención en la situación económica y ha denunciado que España "está haciendo lo mismo que ha hecho Grecia desde hace mucho tiempo", por lo que ha instado a aplicar políticas de austeridad y reducción del gasto público, porque "el tiempo se acaba" y está en juego "la recuperación económica de España para mucho tiempo".
El Gobierno socialista, ha criticado Rajoy, ha pasado en esta crisis económica por tres fases: la del "engaño", la del "gasto desmesurado" y la de la "hiperactividad inútil", con una última medida, la de la subida del IVA, que en su opinión será "injusta e insolidaria", pero además "absolutamente ineficaz".
En cambio, ha apuntado, la receta del PP contra la crisis pasa por la reducción del gasto público, la reestructuración del sistema financiero para incrementar el crédito y la inversión, la reforma del mercado laboral para que mejore la contratación sobre todo de jóvenes, y la bajada de impuestos, especialmente para las pymes y autónomos.
El tiempo para aplicar estas medidas "se acaba", ha insistido Rajoy, quien ha asegurado que "el ejemplo de Grecia es la lección que debemos aprender".
Rajoy ha respaldado la decisión de apoyar económicamente a Grecia, con 3.600 millones de euros en el caso de España, pero ha aseverado que esa ayuda "no es ni para alegrarse ni para presumir, que es lo que hace el Gobierno de España", ya que, para ello, "hay que pedir dinero prestado" y el montante de crédito para 2010, ha calculado, ascenderá a unos 200.000 millones de euros.
Por otro lado, Rajoy se ha referido a la modificación de la Ley del Aborto y ha instado al Gobierno a que en lugar de aprobar "normas que dividen a los españoles" y que son "anticonstitucionales" ofrezca "apoyo, ayuda, cariño e información" a las mujeres que quieran interrumpir su embarazo.
También ha reclamado más apoyo a las familias y ha manifestado en ese sentido que "es inaceptable que una niña de 16 años pueda, sin el conocimiento de sus padres, tomar una decisión de estas características".