Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy quiere un gobierno para cuatro años "a la mayor celeridad" pero advierte que "Dios proveerá"

"Hemos hecho de la seguridad jurídica un valor añadido de la Marca España", asegura en la inauguración de la nueva sede de los procuradores
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha insistido este miércoles en que está convencido de que se puede formar un gobierno "a la mayor celeridad" y para los próximos cuatro años siguiendo la "aritmética" de otros países europeos donde gobiernan coaliciones. "Algunos ya sabemos lo que vamos a hacer", ha dicho sobre las elecciones del 26J, a lo que ha añadido en alusión al resto de fuerzas: "Los demás, Dios, y si a ellos se les ocurre, proveerán".
Rajoy ha inaugurado este miércoles la nueva sede del Consejo General de Procuradores de España (CGPE) en un acto al que también han asistido el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, así como la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, exministros como Alberto Ruiz-Gallardón y otras personalidades del mundo de la judicatura.
El jefe del Ejecutivo en funciones ha pedido que no se deshagan las políticas impulsadas durante estos últimos cuatro años en los que, en materia de justicia, y con la ayuda de los procuradores, se ha impulsado "la mayor batería reformista que se recuerda en cuatro décadas". Para ello, ha pedido que el próximo Gobierno sea "sensato, razonable, para cuatro años y capaz de delimitar los objetivos".
"Por prejuicios o razones inconfesables, no se puede dejar a los españoles en situación de interinidad", ha continuado Rajoy, que se ha comprometido a hacer "lo que diga la gente" para permitir que gobierne el partido más votado. "Esto es para cuatro años", ha insistido.
Rajoy ha subrayado las medidas impulsadas por sus dos ministros de Justicia -refiriéndose a Gallardón como "querido Alberto"-- y ha destacado entre ellas el que que se haya "cerrado espacios a la impunidad de la corrupción". También se ha referido a la "ampliación de la justicia gratuita", la "revisión" de la ley de tasas tras las "críticas" recibidas o el impulso a la justicia digital.
"Hemos hecho de la seguridad jurídica un valor añadido de la Marca España", se ha congratulado Rajoy, que ha señalado que este país compite ahora entre las grandes potencias al ser de los que más crece en medio de la desaceleración de la economía mundial.
DEFENSA DE LOS PROCURADORES
El líder del PP se ha sentido orgullo por el "refuerzo" de los procuradores con medidas como la incompatibilidad de esta profesión y la abogacía, una medida que fue adoptada tras el "SOS" que, según el presidente del Consejo General de los Procuradores de España, Juan Carlos Estévez, envió personalmente a Rajoy para advertirle de los peligros que traían "los vientos europeos".
Estévez ha dicho que, al tiempo que Rajoy descubría la placa de inauguración de la nueva sede madrileña, "ha abierto la puerta del futuro para los procuradores". Del futuro de las tecnologías, de la colaboración con LexNET, la mediación y de proyectos como la certificación de envíos o el nuevo portal de subastas, ha explicado.