Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy llama a no "dilapidar" el voto apoyando a Rivera porque en 25 provincias los votos a C's "no sirven"

Subraya que no sería "bueno" trasladar al Gobierno de la nación los "espectáculos" que se están produciendo en ayuntamiento como Madrid o Barcelona LLEIDA, 19 (De la enviada especial de Europa Press, Marisa Piqueras) El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha llamado este domingo a no "dilapidar" el voto apostando por Ciudadanos (C's) porque si eso se produce será un voto "para los radicales y los extremistas" como ocurrió el 20 de diciembre en 25 provincias españolas en las que apoyar al partido de Albert Rivera "no sirvió".
Subraya que no sería "bueno" trasladar al Gobierno de la nación los "espectáculos" que se están produciendo en ayuntamiento como Madrid o Barcelona
El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha llamado este domingo a no "dilapidar" el voto apostando por Ciudadanos (C's) porque si eso se produce será un voto "para los radicales y los extremistas" como ocurrió el 20 de diciembre en 25 provincias españolas en las que apoyar al partido de Albert Rivera "no sirvió".
"Por eso pido el voto a todos los moderados españoles e insisto. No me cansaré de repetirlo: 25 provincias con los votos de Ciudadanos para nada han servido", ha declarado Rajoy en un acto en la Llotja de Lleida ante unos seiscientos afiliados de la formación. Ésta es una de las provincias prioritarias para la dirección nacional del PP, ya que aspiran a lograr un diputado como ocurrió en las generales de 2008 y 2011.
De hecho, 'Génova' cree que ésta es una de las provincias que sirve de ejemplo de lo que ocurre cuando se divide el voto del centro-derecha, ya que en diciembre el PP logró 22.260 votos y Ciudadanos 17.770 y ninguno logró representación parlamentaria en el Congreso. Sí que logró un escaño el PSC con poco más de 24.000 votos.
EL PP, PRIMERA FUERZA EN LAS ENCUESTAS
Tras las encuestas publicadas este viernes en varios medios de comunicación, el jefe del Ejecutivo ha indicado que todas ellas coinciden en que los españoles van a "volver a confiar en el PP como primera fuerza política en España" y segundo que "los radicales y extremistas" serán segunda fuerza. "La España moderada, la que no quiere gobiernos a la griega y a la venezolana, le vamos a ganar a los radicales y a los extremistas", ha aseverado.
Rajoy ha explicado que si se produce un resultado similar al de diciembre volverá a poner encima de la mesa su oferta de coalición a PSOE y Ciudadanos y, si no quieren, es "obligado" que los partidos se comprometan a "decir que gobierne la lista más votada y ya en julio podamos tener un gobierno en España".
Una vez más, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que se trata de las elecciones más importantes desde 1977, en las que está en juego la recuperación y el modelo que nació con la Constitución. "Estas no son unas elecciones en las que confronte el centro derecha con el centro izquierda y unas veces gana uno o gana otro. Son unas elecciones diferentes porque lo que está en juego es mucho más que lo que ha estado en juego en todas las elecciones que se han celebrado desde 1977", ha resaltado.
CONCENTRAR EL VOTO EN EL PP
Rajoy ha llamado de nuevo a "concentrar" el voto en el PP porque es lo "más inteligente y eficaz", ya que permitiría gobernar. Por el contrario, ha indicado que la "división es lo peor que le puede pasar a la España moderada". "Hay 25 provincias en España como Lleida, donde los votos no sirvieron para nada", ha abundado.
Según el jefe del Ejecutivo, ha llegado la hora de que la España "moderada tome la iniciativa y los votos y esfuerzos de todos se unan para ganar las elecciones, tener más diputados y continuar con el proyecto" que se puso en marcha en 2011.
Rajoy ha dicho que no sería "bueno" trasladar al Gobierno de la nación los "espectáculos" que se están produciendo en algunos ayuntamientos y comunidades autónomas y ha citado lo que está ocurriendo en Madrid y Barcelona, donde sus alcaldesas están paralizando obras que pueden generar empleo y riqueza. Y en alusión al PSOE ha dicho que "al final quien pacta con radicales acaba sufriendo a los radicales", si bien ha dicho que lo que ocurre es que también lo sufren todos los ciudadanos.
Como viene haciendo en todos sus mítines, ha lanzado un mensaje a favor de la unidad de España ante el desafío soberanista abierto en Cataluña y ha criticado que haya quien pretenda hacer un "referéndum quitándole a los españoles la posibilidad de decir lo que quieren que sea su país". Según ha remarcado, sobre España tienen que opinar todos los españoles y "no solo una parte". "La igualdad de los españoles no se toca", ha proclamado, cosechando una ovación de su auditorio.
INTERRUPCIÓN POR MANIFESTANTES DE LA PAH
Tres personas con camisetas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han interrumpido un mitin organizado por el PP en Lleida y los servicios de seguridad del presidente del Gobierno los han desalojado inmediatamente de la Llotja. Mariano Rajoy ha retomado su intervención pidiendo a Pablo Iglesias que no le mande "más manifestantes".
"Habrá que pedirle al señor Iglesias que le demande a sus dirigentes que no nos envíen más manifestantes", ha afirmado Rajoy, recuperando el discurso, y ha bromeado añadiendo que, al menos, los envíe un poco más tarde. Los asistentes han respondido apoyando a Rajoy y coreando "presidente, presidente".
Además, fuentes del PP han denunciado que en el acto del PP se ha infiltrado el portavoz de En Comú Podem en el Ayuntamiento, Carlos González, que ha sido desalojado antes del inicio.