Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy ofrece diálogo para "fortalecer la democracia" y plantea que "hay que hablar" de la reforma electoral

Se muestra dispuesto a "sumarse" a otras propuestas y pide a los que no quieran dialogar, "que dejen de criticar"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reiterado este domingo su oferta para "hablar" con los grupos parlamentarios de las reformas y medidas que permitan "mejorar las instituciones y fortalecer la democracia", y ha señalado que el PP ha presentado sus propuestas y está dispuesto a "sumarse" a las que presenten las otras fuerzas políticas.
Durante el acto del inicio del curso político, que el PP ha celebrado por noveno año consecutivo en el Castillo de Soutomaior (Pontevedra), Rajoy ha insistido en que el Gobierno quiere "tomar decisiones". Así, el presidente se ha mostrado "dispuesto a hablar" de cuestiones como el aforamiento de cargos públicos, los "procesos penales y responsabilidades públicas", la regulación de los indultos, o el "fortalecimiento" de las iniciativas legislativas populares.
Asimismo, Rajoy ha planteado dialogar con las fuerzas políticas para hablar sobre "un gran acuerdo para limitar los gastos derivados de las campañas electorales". En referencia a la polémica reforma electoral, el presidente ha ofrecido debatir sobre "la posibilidad de fortalecer el vínculo democrático a nivel local con la elección directa de alcaldes".
"Claro que hay que hablar de eso", ha señalado, y ha pedido a los grupos que, si no aceptan esa oferta de acuerdo y diálogo, "dejen de criticar, que es lo más fácil".
MEJORA DE LAS INSTITUCIONES
El presidente ha recordado el "gran esfuerzo" hecho en la Transición para que hoy España tenga una "democracia consolidada", y ha reiterado que, pese a los avances, los españoles tienen la "responsabilidad de mejorar las instituciones y fortalecer esa democracia".
"Queremos instituciones cada vez más transparentes, un país donde quien la hace la paga, donde la justicia premie a los buenos y se castigue a los que no lo son", ha proclamado.