Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel Gago sufrió un "mecanismo de negación inconsciente" tras el asesinato de Isabel Carrasco, según la defensa

El psiquiatra llamado a petición de la defensa de Raquel Gago ha prestado este jueves declaración en el procedimiento que juzga el crimen de Isabel Carrasco y ha asegurado que la agente de policía local sufrió una 'disonancia cognitiva', un "mecanismo de negación inconsciente" tras conocer la implicación de una de sus mejores amigas, Triana, y su madre, Montserrat, en la muerte de la política leonesa.
La tesis que mantiene este psiquiatra es la misma que han sostenido los peritos que ya declararon en la fase de instrucción, que han considerado que Raquel no tiene ningún tipo de patología mental, y que sufrió una reacción emocional denominada 'disonancia cognitiva' que le impidió asimilar lo que había ocurrido.
No obstante, los peritos forenses han explicado que se trató de una reacción mental "consciente", mientras que el psiquiatra de la defensa considera que este mecanismo "se activó de forma inconsciente" y "sin tener voluntad" Raquel Gago.
Este médico ha dicho que Raquel no tiene "ninguna enfermedad mental relevante" y que tampoco tiene antecedentes de ningún tipo de patología, pero que la reacción que sufrió tras el crimen estuvo motivada porque no podía asimilar la implicación de su amiga en la muerte de Carrasco.
Raquel, ha añadido, "despertó" cuando encontró el bolso que Triana había introducido en su coche y que contenía el arma homicida, lo que ocurrió 30 horas después del crimen. Ante esto, la acusada reacciona con una crisis de ansiedad y llora, algo que este psiquiatra ha valorado como "una respuesta lógica dadas las circunstancias".