Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez embarga a Rato el alquiler que cobra a Mercadona por un supermercado en Alcorcón

Prorroga un mes más el secreto de la nueva pieza sobre comisiones irregulares
El juez de instrucción 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, ha embargado al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato el alquiler que percibe de la cadena Mercadona por uno de sus supermercados en la localidad madrileña de Alcorcón, han informado fuentes jurídicas.
El magistrado ha ampliado, además, un mes más el secreto que pesa sobre una de las piezas de la causa en la investiga irregularidades en el patrimonio del expresidente de Bankia, al que imputa la comisión de delitos de administración desleal, fraude fiscal, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares.
Serrano-Arnal investiga en esta parte del procedimiento, en el marco de cual Rato acudió a declarar el pasado 19 de febrero, nuevas presuntas comisiones ilegales recibidas por el exviceopresidente, entre ellas procedentes del banco de inversiones privadas Lazard.
El expresidente de Bankia reconoció ante el juez el pasado mes de octubre, haber recibido de Lazard, donde trabajó antes de su nombramiento como presidente de Caja Madrid, un "crédito puente" de dos millones de dólares que devolvió cuando vencieron una obligaciones sobre acciones incluidas en su contrato.
Negó haber favorecido la concesión de contratos de Bankia a Lazard y precisó que el banco de inversiones era asesor de Caja Madrid antes de que él fuera presidente. Tras su nombramiento, Lazard participó como asesor en la fusión de las siete cajas que conformaron Bankia y en su salida a Bolsa. "Para ser asesor en fusión no hubo concurso", precisó Rato, que admitió que decidió designar para esta función a su anterior empresa, "tras escuchar otros criterios".
También negó que Bankia concediera créditos a empresas de su propiedad y se refirió a la financiación 'extra' ofrecida por una de sus empresas, Cor Comunicación, a la internacional Bargerpleta, constructora de un hotel en Berlín. Según dijo, la construcción del establecimiento hotelero fue "más onerosa de lo previsto" por lo que Cor prestó 800.000 euros a Bagerpleta --en parte a través de Kradonara-- para aumentar la inversión.