Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reabren el caso del pelotazo de Mossos que dejó tuerto a un joven en la fiesta del Mundial

El juez ve "motivos suficientes" para continuar la causa contra tres agentes imputados
La Audiencia de Barcelona ha ordenado reabrir la causa contra tres agentes de los Mossos d'Esquadra imputados por el presunto disparo de una pelota de goma que dejó sin un ojo al joven italiano Nicola Tanno el 11 de julio de 2010 en la celebración en Barcelona de la victoria de la selección española en el Mundial de Fútbol.
En un auto al que ha tenido acceso Europa Press, la Audiencia ve "motivos suficientes para continuar la causa" contra un sargento y un cabo encargados de dar las órdenes de disparar, y contra el escopetero que presuntamente hizo el lanzamiento en una zona peatonal del cruce entre la Gran Via y Bordeta.
El titular del Juzgado de Instrucción 27 de Barcelona, Xavier Paulí, lo había archivado al considerar imposible determinar quién fue el autor del disparo, pero ahora la Audiencia ha estimado el recurso de apelación de los abogados del joven y ordena practicar las diligencias que solicitan.
Concretamente, ve pertinente que los Mossos aporten grabaciones de conversaciones entre los mandos sobre los desplazamientos y las autorizaciones de disparo para intentar determinar el itinerario de las furgonetas y donde se efectuaron los disparos, ya que las testificales de los agentes fueron contradictorias.
También considera necesario que se aporte el protocolo de uso de pelotas de goma, que unido a las grabaciones, son esenciales "a fin de poder descartar razonablemente la implicación de los superiores".
Por lo que respecta al escopetero, la Audiencia ve como un indicio suficiente para mantener su imputación el hecho de que declarase en los juzgados que hizo tres disparos de pelotas en Gran Via y que otros testigos aseguraran que había mossos lanzando pelotas entre Gran Via y Bordeta.
Es por eso que pide la declaración como testigos de los conductores de dos de las furgonetas policiales y también una pericial que fije la distancia entre el lugar donde Tanno perdió el ojo y la ubicación de los agentes.
"INDICIOS DE CRIMINALIDAD"
La Audiencia concluye que "los indicios de criminalidad para continuar con la investigación de los hechos denunciados existen", por lo que ha ordenado continuar con la causa.
La asociación Stop Bales de Goma ha valorado positivamente la decisión de reapertura, aunque "inaceptable la falta de colaboración de los Mossos d'Esquadra" en este caso y ve absurdo que, casi cuatro años después, todavía no se haya hecho justicia.