Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recortes Cero plantea salarios y pensiones por encima de mil euros y que nadie pueda cobrar más de 10.000 al mes

Propone una "gran banca pública" con los bancos rescatados y no pagar la deuda hasta que el paro baje del 10% y España crezca al 3%
Recortes Cero-Grupo Verde concurre a las elecciones del próximo 26 de junio con el objetivo de que la "redistribución de la riqueza entre el Parlamento" y con un programa "sencillo" para conseguirlo que tiene como uno de sus puntos clave prohibir salarios por debajo de mil euros y por encima de 10.000 y que todos los pensionistas sean, cómo mínimo, mileuristas.
Así lo han expuesto la número uno de la candidatura de la coalición por Madrid, Nuria Suárez, y el coordinador nacional de Recortes Cero, Joanen Cunyat, en el acto de presentación de sus listas que ha tenido lugar en Madrid.
La coalición, que nació como movimiento ciudadano al calor de la crisis económica y con el apoyo, entre otros del pintor Antonio López y el acto Manuel Galiana, se reivindica como "la quinta alternativa nacional" porque ha recabado 70.000 firmas, el doble de avales necesarios, para poder concurrir en las 52 circunscripciones españolas.
La mitad de sus cabezas de lista son mujeres. Nuria Suárez, que ya encabezó la candidatura madrileña en diciembre, cuando la coalición sumó cerca de 50.000 votos en toda España, ha desgranado los ejes principales de su programa electoral, dejando claro que su objetivo no es "que se vaya el PP" ni hacer el "sorpasso" al PSOE. "Nosotros no estamos interesados en juegos de tronos, sino en dar una alternativa al país", ha enfatizado.
La redistribución de la riqueza es el fin último de Recortes Cero-Grupo Verde, que parte de la base de que España, la cuarta economía de la zona euro, es un país "riquísimo" donde deben hacerse reformas legales para poner fin al "saqueo legal" y también al "ilegal" de la corrupción.
Para dejar atrás la crisis económica, acabar con el paro y garantizar el crecimiento, la coalición pone sobre la mesa un plan de choque basado en dos puntos fundamentales: subir salarios y pensiones y cambiar el modelo productivo, reindustrializando y modernizando el país.
SUBIR IMPUESTO DE SOCIEDADES AL 50%
En concreto, demandan subir salarios y pensiones, de manera que todos estén por encima de mil euros al mes, y también acotar los sueldos por arriba, de forma que nadie pueda cobrar más de 10.000 euros mensuales.
Asimismo, plantean elevar al 50% el impuesto de sociedades de bancos, multinacionales y monopolios para que contribuyan con sus "ingentes beneficios" al bienestar común.
Con la aplicación de estas medidas, según los cálculos de Recortes Cero, el Estado sumaría un saldo positivo de 35.000 millones de euros, y podría fomentar la reindustrialización del país también a través de una "gran banca pública" que agruparía a todas las entidades rescatadas en los últimos años y sus más de 300.000 millones de euros.
AUDITORIA CIUDADANA DE LA DEUDA
Además, abogan por hacer una auditoria ciudadana e independiente de la deuda y propugnan una moratoria para que ésta no tenga que pagarse hasta que España no crezca por encima del 3% y el paro está por debajo del 10%.
En el plano más político, la coalición apuesta por ampliar la participación ciudadana para avanzar en la calidad democrática del sistema, defiende la "soberanía nacional" ante las imposiciones de Estados Unidos, Alemania, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, y, respecto al modelo territorial, propugnan una "unidad libre y consensuada de los pueblos y las nacionalidades" que integran el Estado.