Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recortes, reforma laboral, impuestos y... ¿elecciones anticipadas?

El presidente del Gobierno durante el pleno del Congreso en el que se aprobó las medidas de recorte. Foto: EFE.telecinco.es
Superado el difícil escollo de los recortes y tras haber salvado los papeles de cara a Europa, el siguiente reto de Zapatero es la aprobación de la controvertida reforma laboral. El presidente, con la presión de una oposición casi unánime y casi sin apoyos, está dispuesto a trabajar mano a mano y en primera persona para conseguir un punto a favor con la necesaria modificación del mercado de trabajo, no descartando incluso la vía del 'decretazo'. Entretanto, Zapatero debe también concretar la anunciada subida de impuestos a los más ricos. Mientras, desde las filas populares y desde otros grupos importantes como CiU se plantea, cada vez con más fuerza, la idea de una convocatoria anticipada de elecciones ante la progresiva debilidad de un Ejecutivo más que tocado.
Tras la aprobación de las medidas de recorte, salvadas en el Congreso por un solo voto de diferencia, el Gobierno quiere centrar todos sus esfuerzos en la reforma laboral.
El presidente está dispuesto a ponerse manos a la obra y llevar en primera persona la negociación para solventar la polémica modificación que, por ahora, no tiene el respaldo ni de patronal ni de sindicatos.
En este contexto y ante la complicada situación política, Zapatero quiere llevar las riendas y conseguir cuanto antes la aprobación de la reforma, no descartando incluso la vía del real decreto.
Mientras, la oposición, en su tarea de desgaste continuo hacia el Ejecutivo, plantea, cada vez con más fuerza y desde casi todas sus esferas, la idea de las elecciones anticipadas.
La última en sumarse a esta causa ha sido la portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría que ha instado a Zapatero a que "por responsabilidad", anuncie los comicios. Pero no ha sido la única. Otros como el senador Pío García Escudero o el presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, también han reclamado un adelanto de los comicios.
Frente a estas posturas contrasta la adoptada hasta ahora por el líder popular, Mariano Rajoy, que, de momento, no ha solicitado explícitamente la convocatoria de elecciones, ya que podría estar reservando su cartucho de cara al próximo debate del Estado de la Nación previsto para julio.
Pese a ello, este viernes en el Círculo de Economía el presidente del PP ha planteado un cambio de Gobierno por otro que actúe "sin prejuicios" al tiempo que ha mantenido que el cambio se producirá "cuando quieran los ciudadanos".
Mientras, y ante esta complicada situación política, Zapatero debe concretar la anunciada subida de impuestos a los más ricos, que tal y como confirmó la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, se producirá "en breves semanas". EPF