Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El equipo de Ribó pide a Delegación de Gobierno que impida el encuentro neofascista en Valencia

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia que preside el alcalde Joan Ribó ha pedido a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana que impida la celebración del encuentro neofascista previsto para la próxima semana en esta ciudad, teniendo en cuenta que será una reunión en la que se harán "apelaciones al odio, a la xenofobia y al racismo".
Así lo ha indicado este viernes el concejal de Movilidad y uno de los tenientes de alcalde, Giuseppe Grezzi, en la rueda de prensa que ha ofrecido para informar de asuntos tratados en la Junta de Gobierno Local celebrada en el consistorio. Ha explicado que en esta reunión se ha comentado la celebración del encuentro neofascista y "se ha analizado el tema".
El edil ha manifestado que al gobierno local le "preocupa que se asocie la ciudad de Valencia con el neofascismo" y ha expresado su rechazo a esta corriente política. Así, ha recordado su origen italiano y ha señalado que sus compatriotas "han padecido el fascismo y sus atentados".
Grezzi ha expuesto igualmente el rechazo del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia a que se realice en esta ciudad la cumbre neofascista y ha subrayado que hace "un llamamiento a la Delegación del Gobierno" en la Comunitat Valenciana para que "tome todas las medidas oportunas" con el fin de "impedir una cumbre de esas características" en la capital valenciana.
El responsable municipal ha resaltado que en esa reunión se harán mensajes encaminados "al odio, la xenofobia y el racismo" y ha insistido en la condena a estos planteamientos.