Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El equipo de Ribó mantiene que los concejales y asesores investigados deberían apartarse del Ayuntamiento

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia continúa manteniendo que los concejales y los asesores del grupo popular investigados en el 'caso Imelsa' deberían apartarse del consistorio, y ha criticado que ni el presidente del partido a nivel nacional, Mariano Rajoy, ni su homóloga en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, "han conseguido poner orden".
El equipo del alcalde Joan Ribó se ha expresado en estos términos después de que el magistrado del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Valencia haya estimado el recurso interpuesto por Luis Salom, asesor del grupo municipal 'popular' en el Ayuntamiento investigado por presunto blanqueo en el 'caso Imelsa', y haya anulado la suspensión de empleo y sueldo que sobre él acordó el gobierno municipal.
Tras conocer esta sentencia, el equipo de gobierno ha explicado que está estudiando, junto a la asesoría jurídica, la decisión judicial para ver "cuáles son los términos en los que el juez hace su argumentación".
Asimismo, ha defendido que desde el consistorio se han tomado "las decisiones necesarias para salvaguardar la honorabilidad del Ayuntamiento y los valencianos". También considera que "los concejales y asesores del PP imputados por haber blanqueado dinero y con ostentosas grabaciones donde ellos mismos lo admiten --ha recordado las palabras de la exedil Maria José Alcón: "esto es corrupción política total"--, deberían apartarse del consistorio".
El equipo de Ribó ha subrayado que "ni Mariano Rajoy ni Isabel Bonig han conseguido todavía poner orden en su propio partido, ni limpiar de corrupción sus siglas".
Finalmente, ha resaltado que "ya parece que es una cuestión de connivencia e incapacidad", y ha añadido que "independientemente de lo que haga el Ayuntamiento, el PP debería de apartar a los imputados por corrupción".