Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rita Maestre recurrirá la sentencia por el asalto a la capilla de la Complutense

Rita Maestre y Héctor Meleiro, en el banquilloEFE

La defensa de la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, recurrirá la sentencia que condena a la concejal madrileña a una multa de 4.320 euros por el 'asalto' a la capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Así lo ha avanzado el abogado de la política madrileña a Europa Press en base a que a su juicio la resolución judicial no explica la participación de su patrocinada en los hechos ocurridos en marzo de 2011. La condena se produce por un delito contra los sentimientos religiosos.
"La sentencia no explica ni la participación en los hechos ni que su intención fuera ofender ningún sentimiento religioso ni que se haya producido ninguna profanación de un objeto religioso porque la jurisprudencia exige que haya contacto físico con el objeto sagrado", ha recalcado el letrado.
En la sentencia, fechada este 18 de marzo, la juez señala que con los testimonios de los acusados y de los testigos, queda acreditada la participación de Rita Maestre en el acto, mientras que los de Héctor Meleiro, el otro acusado, no, por lo que queda absuelto del delito contra los sentimientos religiosos.
Así, en el caso de Rita Maestre, ha quedado acreditado que "en unión de otras mujeres, entraron en la capilla y se dirigieron al lugar destinado al altar, rodeando el mismo", donde leyeron un manifiesto y, tras ello, se quitaron las camisetas, "quedándose en sujetador, entre ellas, la acusada, y otras desnudas de cintura para arriba, besándose en dicho lugar dos mujeres en la boca".
Estos hechos, en opinión de la magistrada, "suponen una clara y grave falta de respeto al objeto sagrado y su significado y una ofensa a los sentimientos religiosos de los católicos". "No se trata de ofensas verbales sino de actos o hechos adecuados para producir ofensa en los sentimientos religiosos", añade.