Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera tampoco logra reunirse con Leopoldo López en Venezuela y se pregunta si el Gobierno tiene algo que ocultar

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, no ha logrado reunirse con Leopoldo López, líder opositor venezolano encarcelado, durante su visita a Venezuela, en la que las autoridades tampoco le han permitido ver a Antonio Ledezma y a Daniel Ceballos, dos opositores que se encuentran en arresto domiciliario.
"Queríamos verle en persona, que yo creo que estamos en nuestro derecho. Porque si realmente no hay nada que ocultar, pues seguramente ni Leopoldo López estaría en la cárcel y, estando en la cárcel, nos dejarían verle", ha declarado a los periodistas junto a la prisión de Ramo Verde, a las afueras de Caracas.
Ha ido acompañado por Lilian Tintori, la esposa de López, condenado a 13 años y 9 meses de cárcel por los actos de violencia en las protestas de febrero de 2014. También estaba Antonieta de López, madre del opositor venezolano.
A su llegada al penal militar donde López permanece recluido desde que se entregase a la Justicia en febrero de 2014, Rivera reconocía ante los medios la dificultad de su propósito: "Sé que tenemos pocas posibilidades, pero por lo menos quería intentarlo".
Tintori y el presidente de Ciudadanos han explicado a los militares que habían pedido permiso al Ministerio de Defensa y al de Exteriores para esa visita, pero uno de ellos les ha respondido que los días de visita son los viernes, sábados y domingos y que "solamente entran los familiares directos".
"ES DURO E INHUMANO QUE SE AÍSLE A UNA PERSONA"
"Este es un duro golpe a un demócrata. Es duro e inhumano que se aísle a una persona. Solo queremos ver en las condiciones que está", le ha respondido Rivera, que ha denunciado que López "está encarcelado por defender la libertad".
En su opinión, esta negativa de las autoridades venezolanas a un diputado de otro país, como es él, "demuestra que la democracia no es solo poner urnas, es respetar los derechos humanos y es no tener presos políticos".
Rivera pudo hablar con López este martes por teléfono durante "dos minutos". Según dijo, la conversación fue "emocionante" y pudo constatar "la fortaleza física y mental" que tiene el líder opositor pese a estar "aguantando en la cárcel la represión del Gobierno", así como "sus ganas de que la democracia venezolana se recupere".