Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera condiciona un acuerdo con el PSOE a una reforma exprés de la Constitución para la regeneración democrática

Pide al PP que se sume al posible pacto, señalando que C's exige control del gasto, no subir impuestos y no hacer referendos
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha subrayado este martes que el acuerdo con el PSOE está "cerca" de alcanzarse pero que aún hay "escollos importantes", por lo que ha pedido a los socialistas "un último esfuerzo" y ha condicionado cualquier pacto a una reforma exprés de la Constitución para la regeneración democrática.
Así lo ha puesto de manifiesto en rueda de prensa después de que este lunes mantuviera en el Congreso un encuentro con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al mismo tiempo que los socialistas participaban en la reunión 'a cuatro' con Podemos, Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular.
El líder de la formación naranja ha explicado que esa reforma exprés que ponen como "condición sine qua non" implicaría que en los primeros tres meses desde que se forme el nuevo gobierno haya una supresión de los aforamientos recogidos en la Carta Magna y que se rebaje de 500.000 a 250.000 el número de firmas para la presentación de Iniciativas Legislativas Populares (ILP).
Asimismo, dentro del paquete de cambios, Ciudadanos incluye que se despolitice la justicia, modificando el método de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que los presidentes del Gobierno no puedan serlo durante más de dos mandatos (ocho años) y que se eliminen las diputaciones provinciales.
SUPRESIÓN DE LAS DIPUTACIONES PROVINCIALES
Sobre este quinto punto, ha indicado que no se puede pedir a los ciudadanos que asuman más subidas de impuestos mientras no se hacen "ajustes en las duplicidades administrativas", y ha recordado que la eliminación de las diputaciones ya fue defendida por el exdirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Según C's, las funciones de las diputaciones provinciales podrían ser realizadas por mancomunidades de servicios.
Respecto a los aforamientos, ha aclarado que su partido lo que quiere es eliminar esta figura para los casos de corrupción pero mantenerla para los casos que no tengan que ver con la actividad política, porque el objetivo no es "desproteger la libertad de expresión de un diputado".
Rivera ha señalado que ambas formaciones han alcanzado un principio de acuerdo sobre la forma de elegir a los miembros del CGPJ. Lo harían un grupo de técnicos que no pertenezcan a partidos políticos, los candidatos se presentarían a un concurso público y se celebraría una vista en el Congreso, donde finalmente se votaría.
Ciudadanos pretende establecer este procedimiento para todos los organismos independientes y órganos reguladores, como el Tribunal Constitucional o la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
"PEQUEÑOS ESCOLLOS" EN OTROS TEMAS
Aparte de la "reforma constitucional exprés" que plantea el partido naranja, quedan "algunos pequeños escollos" en otros temas y acordar cómo quedaría la redacción de varias cuestiones, según Rivera. Pero "confío en que en esos otros puntos se pueda llegar a acuerdos", ha añadido.
Según ha indicado, en un plazo de 48 horas, es decir, este miércoles como muy tarde, se tiene que ver si el PSOE y Ciudadanos llegan a un acuerdo de gobierno o no, ya que el debate de investidura de Pedro Sánchez comienza la próxima semana y el hipotético pacto debe recibir antes el visto bueno del Comité Ejecutivo de C's, por un lado, y de la Ejecutiva, la militancia y el Comité Federal del PSOE, por otro.
El presidente de Ciudadanos ha pedido a los socialistas "un último esfuerzo" aunque sea "complicado" para un partido que tiene "mochilas" y "dificultades". Porque "solo estaremos en un acuerdo de gobierno si es un gobierno reformista, si permite cambiar cosas que no han cambiado en los últimos 30 años y que apueste nítidamente por la regeneración democrática, sin medias tintas, sin peros y sin complejos", ha subrayado.
UN GOBIERNO SENSATO Y REFORMISTA
A su juicio, se trata de una exigencia "legítima" por parte de un partido que "pide cambio" en España y cuyo objetivo es conseguir un ejecutivo "limpio de corrupción, sensato y reformista" --porque cumpla con los objetivos de déficit aunque negocie una flexibilización--, "que "o machaque a impuestos a la clase media y trabajadora" y que "garantice la unión y la igualdad de los españoles".
En cuanto al modelo económico, ha explicado que Ciudadanos quiere control del gasto y del déficit y que no se suban más los impuestos a la clase media y trabajadora, a diferencia, según ha indicado, de lo que defiende Podemos. También ha destacado que el acuerdo con el PSOE rechazaría la celebración de cualquier "referéndum secesionista".
INSISTE EN QUE SE SUME EL PP
El líder de C's considera que en estos aspectos estarán de acuerdo los siete millones de votantes del PP, un partido "necesario" para sacar adelante la legislatura y hacer reformas estructurales. Además, ha apuntado que para modificar la Constitución se necesitarán los votos de dos tercios de los diputados.
Por tanto, ha instado al PP a sumarse, "por activa o por pasiva", al acuerdo de gobierno que puedan alcanzar PSOE y Ciudadanos, mientras que ha puesto en duda que Podemos esté de acuerdo con lo que están planteando sobre los referendos de independencia, sobre el sistema fiscal o sobre un modelo de relaciones laborales que "luche contra la precariedad".
En las negociaciones con los socialistas sobre el tema laboral, Ciudadanos está "luchando para conseguir una reforma profunda" que combata la precariedad y la alta temporalidad de los contratos y dé una mayor estabilidad, aunque se ha avanzado, Rivera cree que hace falta una mayor "concreción".
El líder de la formación naranja ha dicho que en este proceso de diálogo con el PSOE, en el que han mantenido "decenas de reuniones" y trabajan en un documento con "decenas de páginas, calendarios y presupuesto", también han hablado del Senado y de la reforma de la ley electoral. Sobre el régimen electoral, ha señalado la importancia de lograr un amplio consenso.
POSIBLE CAMBIO EN LA POSICIÓN DE VOTO
Por último, sobre la posición de voto de Ciudadanos, Rivera ha dicho que una vez hubiese un acuerdo con el PSOE, la Ejecutiva de C's lo analizaría para tomar una decisión. Aunque en este momento el voto sería negativo, "si hay un avance sustancial nos podemos plantear esa votación", ha explicado.
En cuanto a lo que ocurriría en el caso de que Pedro Sánchez fracasase en su primer intento de ser investido presidente del Gobierno, ha manifestado que de momento Ciudadanos no ha pensado qué haría. "Vamos a intentar que España tenga gobierno y legislatura", ha dicho, pidiendo a los demás partidos que dejen las "cábalas electorales" y se pongan a trabajar.