Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera ofrece "vía abierta" al PSOE para negociar pero mantiene la "mano tendida" al PP

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este martes que ofrece "vía abierta" al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, para negociar un posible pacto de investidura y posibilitar la formación de un nuevo Gobierno, pero al mismo tiempo mantiene la "mano tendida" al PP para entablar unas conversaciones paralelas, como ya anunció que haría.
En comparecencia ante los medios en la sede de Ciudadanos en Madrid, Rivera ha calificado como "buena noticia" que el Rey haya "cumplido su papel institucional" al encargar a Sánchez que forme gobierno y ha lamentado que Rajoy haya "tirado la toalla" al declinar su investidura la primera vez y volver a reconocer este martes ante Felipe VI que no cuenta con apoyos para intentar ser presidente.
Por este motivo, el presidente de Ciudadanos ha mostrado su intención de negociar prioritariamente con el PSOE aunque ordenará a su equipo que mantenga contactos con el PP al considerar "necesaria, por activa o por pasiva, su participación" en un gobierno que lleve a cabo una "segunda Transición" que afronte reformas estructurales como la de la Constitución.
"Vamos a tener poco tiempo, pero intenso, para ver los puntos de encuentro entre Ciudadanos y el PSOE y supongo que el PSOE hará lo propio con otros partidos. Hoy mismo también he pedido al equipo que esta misma semana contacte con los equipos de trabajo del PP si es que están dispuestos como mínimo a hablar con nosotros y ver qué puntos de encuentro tenemos, al margen del orden de los candidatos", ha concretado.
"No tenemos el objetivo de que PP y PSOE se quieran, sino que España tenga un gobierno y este país se ponga a la altura que se merece, esa es nuestra labor", ha añadido después.
Rivera ha remarcado que el objetivo de su formación es la creación de un gobierno de transición con "garantías parlamentarias" y "estabilidad" para emprender reformas, incluso la constitucional. "No se trata sólo de hacer aritmética", ha advertido el candidato de Ciudadanos en las pasadas elecciones generales, que pretende contactar con Pedro Sánchez en las próximas horas para concretar "fechas, calendario y la fórmula de trabajo" que permita encontrar "puntos de acuerdo" con ambos partidos.
El líder de Ciudadanos ha señalado el marco constitucional, la regeneración democrática y la defensa del estado del bienestar, de la economía de mercado y del marco de la Unión Europea como puntos en común entre su formación y el PSOE, así como la base de las próximas negociaciones, donde Rivera reclama postergar las "discrepancias" para desbloquear la formación de gobierno en España.
"Tenemos que estar a la altura de la circunstancias", ha expresado. "Algunos se olvidan de que hay que gobernar, y necesitamos no sólo un presidente sino un nuevo gobierno que abra una etapa para que los españoles se ilusionen con un nuevo proyecto común", ha añadido.
"ANTAGONISMO" CON LA POLÍTICA ECONÓMICA Y TERRITORIAL DE PODEMOS
También ha mostrado su predisposición a contar con Podemos para acuerdos puntuales, aunque ha calificado como "antagónicos" el modelo económico de su partido y el de la formación que lidera Pablo Iglesias, que ha comparado con el del actual Gobierno griego y el de Venezuela.
"Estoy dispuesto a votar leyes juntos y no me considero incompatible con nadie. Pero un gobierno con ese modelo es antagónico. Un gobierno de transición debe reformar España, no romperla", ha explicado Rivera, subrayando también la distancia entre el modelo territorial de Ciudadanos y el de Podemos, a los que separan el respeto del artículo 1 de la Constitución porque Podemos defiende el derecho de autodeterminación.
El presidente de C's también ha anticipado que en "24 horas" ofrecerá los nombres de las personas que representarán a Ciudadanos en las negociaciones con el PSOE y con el PP y ha apostado por un diálogo político con "asistencia técnica" en los distintos temas que se aborden, con la participación de personas sin perfil político, "una buena fórmula que se usó en los Pactos de la Moncloa", ha recordado el líder de Ciudadanos.
Asimismo, ha asegurado que su formación, ante un hipotético pacto de investidura o de gobierno, no aceptará ningún acuerdo "sin que conste por escrito", y deberá ir acompañado de un calendario para la ejecución de las reformas.
Además, ha lanzando una última advertencia tanto a 'populares' como socialistas: "Hoy nadie es tan fuerte para vetar reformas".
En este contexto, ha comparado las próximas negociaciones con un partido de fútbol: "Una negociación es saber que los partidos no se ganan 10 a cero, sino que a veces se ganan en el último minuto y de penalti y a veces se pierden".
El líder de la formación naranja ha insistido en que primero habrán que buscar puntos de encuentro con PSOE y con PP y que lo último que se decidirá serán los nombres y los cargos en el futuro Ejecutivo.
"Si lo primero no pasa, lo segundo todavía menos", ha respondido cuando le han preguntado si Ciudadanos intentará que Sánchez sea presidente consiguiendo la abstención del PP.
Así, ha dicho estar de acuerdo en la idea que defendió recientemente el expresidente del Gobierno Felipe González de que ni el PP ni el PSOE deberían ser un obstáculo para que el otro forme gobierno si tiene la posibilidad de hacerlo.