Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera reprocha al PP que carezca de sentido del humor por el vídeo sobre Rajoy leyendo el Marca

Una de sus prioridades será que España vuelva a tener un papel activo en Europa y en la política internacional
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reprochado este lunes al PP que no tenga sentido del humor por las quejas ante el vídeo electoral del partido naranja, en el que se acusa al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de no haber hecho nada en los meses posteriores a las elecciones de diciembre y de haberse dedicado solo a leer el diario deportivo 'Marca'.
Durante un coloquio en el Club Siglo XXI, Rivera ha recordado que a él los 'populares' le han "llamado de todo", desde "naranjito" hasta "veleta". "¿Y saben que hago? Sonreír", ha añadido, respondiendo a las críticas de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha exigido al líder de C's que muestre respeto hacia el papel de Rajoy en los cuatro meses de legislatura fallida.
Otros "tienen la piel muy fina", pero en cambio deciden "reírse de los demás con la amnistía fiscal y otras cosas", ha lamentado. En su opinión "ser serios no es no tener sentido del humor", sino que la seriedad se demuestra al "hacer cuadrar las cuentas, no desviar el déficit, no robar o no tener imputados".
Según ha explicado, el nuevo spot electoral de C's, titulado 'Los héroes anónimos', pretende reflejar llamar la atención sobre los problemas de la clase media y trabajadora "dando el protagonismo a los ciudadanos". En este sentido, ha destacado que él, pese a ser el candidato a La Moncloa, solo aparece en el vídeo a través de una imagen en la televisión.
REFORMA CONSTITUCIONAL
Durante su intervención, Rivera ha pedido a los demás aspirantes a la Presidencia del Gobierno que tras las elecciones generales del 20 de diciembre intenten llegar a acuerdos para formar un ejecutivo y que "los sillones no sean el impedimento" porque "España necesita ponerse en marcha".
"Sí o sí, va a haber gobierno", ha asegurado, después de rechazar de plano la opción de unos terceros comicios. Así, ha afirmado que los escaños de C's "van a estar a disposición de un gobierno que quiera cambios y a la vez quiera estabilidad y acuerdo".
Ante el fracaso de los partidos a la hora de acordar la constitución de un gobierno tras las últimas elecciones, ha propuesto reformar la Constitución para que no sea necesario celebrar un debate de investidura para que empiece la cuenta atrás para convocar otros comicios si finalmente no hay gobierno.
"Rajoy produjo un bloqueo con su 'no' al Rey", y si el PSOE y C's no hubiesen pactado y el socialista Pedro Sánchez no hubiese intentado ser investido como presidente del Gobierno, "aún estaríamos aquí esperando y no habría gobierno", ha apuntado.
CONTRA LA VIEJA POLÍTICA Y EL POPULISMO
Por otra parte, ha indicado que el problema del país "no es el 'sí' o 'no' a Rajoy", aunque el presidente en funciones "es parte del problema" porque se necesita "renovación y políticos nuevos". "El problema de España no es quién es el presidente, sino qué va a hacer el presidente", ha agregado.
Si bien cree que los partidos tradicionales "han hecho cosas buenas", también opina que "la vieja política no sabe responder a las demandas de la sociedad". "Hay que innovar", ha recalcado, rechazando "el clientelismo, la corrupción y las pocas ganas de cambiar las cosas".
Igualmente, ha prevenido contra el "populismo" que, a su entender, encarna Donald Trump en Estados Unidos, Syriza y Amanecer Dorado en Grecia, Marine Le Pen en Francia y Podemos en España. A su juicio, os de Pablo Iglesias "son vendedores de humo incapaces de gestionar un país".
Frente a eso, ha apostado por "un cambio a mejor, no a peor", y ha mencionado como modelos a seguir la Canadá de Justin Trudeau, la Italia de Matteo Renzi o los Estados Unidos de Barack Obama. "Son países que han entendido que la solución no era el populismo, sino la renovación, la tercera vía", ha afirmado.
De cara a la próxima legislatura, Ciudadanos tiene cuatro pilares básicos: impulsar la economía del conocimiento e implantar modelo laboral "flexible pero estable"; mantener la sociedad del bienestar (sanidad, educación y pensiones públicas); regenerar la democracia y reformas las instituciones; y reactivar la política exterior.
Sobre el último punto, Rivera ha señalado que España "no hace política exterior desde finales de los años 90". "España ha tirado la toalla en Europa" y a la hora de "hacer política internacional y liderar", de forma que el Gobierno se limita a "preguntar lo que hay que hacer", ha lamentado.
Lo que hay que hacer, a su entender, es "volver a poner a España en Europa y en el mundo" y participar de las decisiones que se tomen en los foros internacionales. También ha defendido la pertenencia a la OTAN, porque "en un mundo libre la seguridad es fundamental", y ha pedido que "la diplomacia en Latinoamérica no la hagan solo nuestras empresas, sino también el Gobierno de España".
Al referirse a los mensajes que lanzan los partidos en campaña electoral, el presidente de Ciudadanos ha advertido de que algunos intentarán jugar "a los bandos" porque su único proyecto es "ir a la contra de el de enfrente". Sin embargo, él cree que el país necesita varias reformas que son "transversales", por ejemplo en la educación o la Justicia, y ante eso ya "no sirve el eje izquierda-derecha o el eje viejo-nuevo".
CIUDADANOS NO SUBIRÁ LOS IMPUESTOS
En el ámbito económico, Rivera ha reiterado que C's va a modificar algunas propuestas de su programa electoral ante el "agujero de 13.000 millones de euros que ha dejado el Gobierno" en los Presupuestos Generales del Estado y la necesidad de ajustar el déficit.
Ha dicho que duda que en la situación actual alguien se crea que el futuro ejecutivo podrá bajar los impuestos, pero ha asegurado que Ciudadanos no los subirá. "Y nos gustaría que al final de esta legislatura pudiéramos bajarlos", ha añadido.
El líder de la formación naranja ha señalado que el Estado podría evitar "tocar la sanidad y la educación" obteniendo ingresos de la lucha contra el fraude fiscal y con la eliminación de las diputaciones provinciales. También cree que ayudaría un cambio en el modelo económico que favoreciera la recuperación, con más consumo y una mayor recaudación fiscal.
Por último, sobre la política energética, ha abogado por aprobar un plan nacional que esté vigente a largo plazo, en vez de cambiar la legislación cada cuatro años. Un mix en el que estén "todos los tipos de energía", incluidas la nuclear y las renovables, pero potenciando estas últimas, fomentando para ello la innovación y el desarrollo y ofreciendo "una fiscalidad mejor".