Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera trabaja la actitud y la oratoria para el debate a cuatro de mañana

El presidente de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, está preparando con su equipo el debate electoral que mantendrá este lunes con sus rivales electorales del PP, Mariano Rajoy; PSOE, Pedro Sánchez; y Podemos, Pablo Iglesias; centrándose en aspectos como la actitud y la oratoria.
Rivera está trabajando en ello junto al vicesecretario general de C's, José Manuel Villegas; el secretario de Comunicación, Fernando de Páramo; y varios asesores, incluido su jefe de prensa, Daniel Bardavío.
La preparación de su participación en el debate ha sido más intensa durante el fin de semana, pero la jornada del lunes se la tomará con más calma para así poder estar más "fresco". Aunque repasará la documentación en su casa, por la mañana se relajará nadando y después seguirá el partido de fútbol de la Eurocopa entre España y República Checa.
En una conversación informal con los periodistas tras el mitin de este domingo en Valencia, el líder de Ciudadanos ha explicado que, por un lado, él y su equipo se están ocupando de la actitud y la oratoria. Por otro, están estudiando los datos y la documentación a aportar en cada bloque temático del debate.
En el debate a cuatro anterior a las generales de diciembre --en el que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, sustituyó a Rajoy--, Rivera estaba inquieto y se le notaba en los gestos y en sus intervenciones. Consciente de que eso le restaba puntos, ahora se ha propuesto corregirlo.
Rivera espera que el debate sea constructivo y que los españoles puedan valorar qué candidato presenta propuestas viables y un proyecto para el país y quiénes ofrecen "soluciones mágicas", como cree que hace Podemos, o se dedican a reprocharse cosas, como Rajoy y Sánchez.