Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez avisa a Rajoy de que no aceptará "enjuagues" en el pacto anticorrupción y reclama explicaciones por Bárcenas

Cree que el Gobierno "ha empezado mal" con medidas unilaterales como la de ampliar el número de aforados
La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha avisado al Gobierno de que no piensa aceptar "enjuagues" en la búsqueda de un pacto de Estado contra la corrupción y ha empezado por exigir explicaciones al presidente Mariano Rajoy frente a las acusaciones de su extesorero Luis Bárcenas y por reclamar al Ejecutivo que se deje de medidas unilaterales como la reforma legal que ampliará el número de aforados.
Así lo ha advertido Díez, en declaraciones a Europa Press, tras dejar claro que, pese a todo, su formación va a trabajar con el Ejecutivo y el resto de partidos para acordar reformas legales en pro de la regeneración democrática porque considera que el tema "merece la pena".
"Vamos a trabajar en este asunto porque merece la pena y es una exigencia democrática, pero el Gobierno ha empezado mal", apunta, en referencia a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que prevé convertir en aforados a la Reina y los Príncipes de Asturias.
Díez también critica que el PP haya "vetado" la comparecencia ante la Comisión Constitucional del Congreso del exdiputado 'popular' Jorge Trias Saigner. El abogado fue el único experto que UPyD propuso que fuera citado por la Cámara para exponer sus recetas anticorrupción y considera "un precedente peligroso" que el PP se haya opuesto.
VETO DEL PP A TRIAS SAIGNER
Los 'populares' alegaron que existía un acuerdo tácito entre los grupos para no citar a personas que hubieran estado directamente relacionadas con casos de corrupción. Se da la circunstancia de que Trias reconoció ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que dirigentes del PP habían cobrado sobresueldos, pero Díez recalca que declaró como testigo y que, por tanto, no debería haber sito vetado.
"Resulta que a los imputados les mantienen como diputados, pero que los que declaran como testigos, que es una forma colaborar con la Justicia, no pueden colaborar con el Congreso. El PP con este veto se retrata, es un síntoma de sus propios miedos y complejos", sostiene la líder de UPyD.
Pero, en su opinión, el asunto de Trias Saigner "es una anécdota" comparado con la decisión "unilateral" del Gobierno de aumentar el número de aforados, en lugar de reducirlo como demanda la formación magenta. "Eso va en contra de la regeneración democrática", denuncia.
EN 2015 NI UN IMPUTADO EN LAS LISTAS
En cualquier caso, Díez deja claro que por UPyD no quedará y que su formación intentará fraguar algunos acuerdos que culminen en reformas legales para que puedan estar en vigor en enero del año que viene y por tanto las que afecten a candidatos o cargos electos se puedan aplicar ya en las elecciones municipales, autonómicas y generales previstas para 2015.
"Sería un gran avance, por ejemplo, que a esos comicios ya no pudieran concurrir personas que tengan un juicio oral abierto por asuntos de corrupción política, aunque aún no hayan sido juzgados. Se trata de que sean inelegibles, no de que luego renuncien, sino de que no se puedan presentar", puntualiza.
Preguntada sobre si el 'caso Bárcenas' puede dificultar que la oposición se avenga a llegar a acuerdos con el Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre estos temas, Díez recalca que el presidente del Gobierno "tiene que dar explicaciones" y que incluso hacerlo "es una forma de avanzar" en este terreno, pero subraya que ese tema no puede utilizarse para evitar alcanzar un pacto.
"Yo no voy a cuestionar avances porque Rajoy no dé explicaciones, yo voy a exigir explicaciones, pero no voy a cuestionar avances, no vaya a ser que los ciudadanos puedan creer que a nosotros mismos nos interesa que no haya avances legales y que buscamos disculpas para que no los haya. Rajoy tendrá que dar explicaciones, pero mientras tanto hay que seguir trabajando", explica.