Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Rosario Porto: "Con denuncias y querellas no voy a dejar de airear las peculiaridades de la investigación"

El abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, se ha vuelto a manifestar tranquilo ante la denuncia que ha presentado un sindicato de la Guardia Civil contra él. "Con denuncias y querellas no voy a dejar de airear..., voy a ser muy sutil en la afirmación para evitar suspicacias --acotó--, las peculiaridades de esta investigación", ha advertido.
A la salida de los juzgados de Santiago de Compostela, tras la declaración del comisario jefe de la Policía Nacional a petición de la defensa de la madre de Asunta --la niña que apareció muerta en una pista forestal de Teo en septiembre--, Aranguren ha insistido en que no le "preocupan" esas denuncias y se ha mostrado "absolutamente convencido" de que ha actuado dentro de la "legalidad" y en cumplimiento de su "deber" de defender a quien le "encomienda" un asunto "de la gravedad" como es éste.
"Desde luego, con denuncias y con querellas no voy a dejar de airear las..., voy a ser muy sutil en la afirmación para evitar suspicacias, peculiaridades de esta investigación", ha insistido.
El abogado de Rosario Porto ha remarcado, asimismo, que a él se le ha contratado para "defender" a su cliente y "no" para defenderse a sí mismo y "perder el tiempo" en ello, por lo que ha ratificado que contratará un despacho de abogados para que se encargue de su caso particular.
La semana pasada, con motivo de la declaración de familiares del tercer imputado --el hombre cuyo perfil genético se corresponde con una mancha hallada en la camiseta de la niña fallecida--, Aranguren también había asegurado que recibió "cientos" de apoyos de compañeros de la abogacía.